Saltar al contenido principal
Elecciones en Francia

La ola de Macron barre con el arco opositor

El apabullante resultado de La República en Marcha en la primera vuelta de las elecciones legislativas anuncia una mayoría absoluta para el partido de Emmanuel Macron, que tendrá enfrente a una izquierda atomizada, una extrema derecha en retroceso y a los conservadores divididos entre el apoyo y la oposición.

Anuncios

La situación de los vencidos fue resumida en un tuit publicado por el socialista Benoît Hamon: “Lunes por la mañana. #Sísifo”, y una imagen del protagonista de la mitología griega condenado a empujar una roca hasta la cima de una montaña, verla rodar hacia abajo para volver a tener que empezar.

En la ruinas por el paso del huracán Macron, hay que reconstruir desde cero. Hamon –eliminado- y el Partido Socialista (PS) francés han sufrido una paliza histórica. La formación del presidente saliente François Hollande, que controlaba hasta ahora la Asamblea Nacional con cerca de 300 diputados, obtiene el 9,5% de los votos, lo que traducido en escaños sería entre 15 y 40 de los 577 totales, según las primeras proyecciones.

Si la tendencia se confirma en la segunda vuelta del próximo domingo, el colapso del PS sería aún peor que el que sufrió en 1993, cuando pasó de 278 a 56 bancas en la Asamblea.

Estamos frente a un "retroceso sin precedentes de la izquierda", admitió su secretario general, Jean-Christophe Cambadélis, que al igual que otros líderes del partido fue eliminado en la primera ronda de las legislativas.

Jean-Luc Mélenchon al frente de Francia Insumisa soñaba con enterrar y destronar al PS. Sin embargo, sus resultados están muy por debajo de lo obtenido en la elección presidencial un mes atrás. Consigue ahora el 11% de los sufragios, lejos del 19,58% de la primera vuelta en mayo pasado. Tendría entre 10 y 23 escaños.

En la otra punta del espectro político, la extrema derecha liderada por el Frente Nacional de Marine Le Pen obtiene el 13,2%, mientras en la presidencial se había alzado hasta el segundo lugar con el 21,3%. Tanto el Frente Nacional como Francia Insumisa son los principales perjudicados del abstencionismo récord que marcó esta elección.

En cuanto a Los Republicanos, en teoría son la principal formación opositora con el 21,5% y apuntan a quedarse tras la segunda vuelta con entre 70 a 130 escaños. Sin embargo, los conservadores están divididos sobre la estrategia a seguir, entre apoyar a un gobierno que tiene a un primer ministro que viene de sus filas o apostar a la oposición para existir.

Con una mayoría absoluta en manos de LREM-32,32% de los votos, según resultados definitivos, lo cual corresponde a entre 390 y 445 escaños de los 577 de la Asamblea Nacional- la oposición se trasladará probablemente de las butacas de la Asamblea Nacional a la calle, donde la emblemática reforma laboral defendida con Macron tendrá su prueba de fuego.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.