Saltar al contenido principal
Elecciones en Francia

El alto precio de la derrota

Sede del Partido Socialista en la calle Solférino, de París.
Sede del Partido Socialista en la calle Solférino, de París. Wikimedia

El espectacular retroceso del Partido Socialista y, en menor medida, de los conservadores implica una pérdida millonaria para las arcas de los partidos hasta ahora hegemónicos de Francia, ya que la financiación pública de las formaciones políticas depende de sus resultados electorales.

Anuncios

El Partido Socialista francés deberá ajustarse el cinturón, y mucho. El histórico revés sufrido por la saliente formación en el poder no sólo arroja a los socialistas a un limbo político, la sanción en las urnas tiene un correlato financiero.

La ley de financiación de los partidos políticos prevé que el Estado alimente las arcas de cada formación que haya obtenido al menos el 1% de los sufragios de la primera vuelta de las elecciones legislativas y esté presente en al menos 50 circunscripciones.

En la práctica, cada partido recibe cada año 1,42 euros por casa voto obtenido. En 2016, esta cifra alcanzó los 28,8 millones de euros en ayudas públicas.

La segunda parte de este dinero depende del número de diputados y senadores que obtenga cada partido. En 2016, se repartieron 34,3 millones de euros gracias a sus representantes en la Asamblea.

Esta doble financiación va a resultar anémica para los socialistas, quienes hasta ahora eran sus principales beneficiarios. Si en 2016 la suma de estas dos indemnizaciones alcanzó los 24,9 millones de euros para 398 escaños entre diputados y senadores, con las nuevas proyecciones, el PS conseguiría entre 15 y 40 diputados en un marco de abstención histórica, por lo que perdería 17 millones de euros en total en 2018, según cálculos del diario Le Monde.

Esta cifra también podría ser inferior debido a las multas en caso de no haber respetado la paridad hombre-mujer entre sus candidatos.

En este contexto, el PS se prepara a un plan de despidos, mientras no excluye vender o hipotecar su coqueta sede del séptimo distrito de París.

Los conservadores también sufrirán un régimen, aunque menos estricto. El partido Les Républicains obtendrá 5 millones de euros, uno menos que en 2016.

En cambio, el gran ganador es el partido presidencial de Emmanuel Macron La République en Marche!, que embolsará 9,1 millones de euros gracias a los votos conseguidos, más entre 15,1 y 16,1 millones de euros según los escaños que obtenga tras la segunda vuelta de las elecciones que se celebra este domingo.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.