Saltar al contenido principal
Francia

Instalarán teléfonos fijos en las celdas de las cárceles de toda Francia

Un guardia abre la puerta de una celda en la prisión de Baumettes en Marsella. Archivo.
Un guardia abre la puerta de una celda en la prisión de Baumettes en Marsella. Archivo. Fuente: AFP.

La gran mayoría de las cárceles de Francia contarán antes de fin de año con un teléfono fijo que le permitirá a los presidiarios llamar a números autorizados por las autoridades. Una experiencia piloto permitió establecer que gracias a este dispositivo las tensiones disminuyen, así como el uso ilegal de los celulares.

Anuncios

El ministerio de Justicia de Francia ha lanzado un llamado a licitación para instalar teléfonos en prácticamente todas las celdas de las prisiones del país para permitir que los reos pueden llamar a números autorizados por un juez o la administración penitenciaria.

El anuncio se produce tras una experiencia piloto realizada desde julio de 2016 en la prisión de Montmédy, en la región de la Meuse, al norte de Francia.

La cárcel ensayó instalar un servicio de telefonía fija para unos 300 presos. El director del establecimiento afirma que, un año y medio después, las tensiones han disminuido y la utilización ilegal de los teléfonos celulares ha caído.

“Favorece la reinserción y los vínculos familiares”, afirma el ministerio de Justicia. El objetivo es también “disminuir el contrabando de teléfonos celulares”, agrega.

La meta es que haya antes de fin de año un teléfono para cada una de las 50.000 celdas de los 178 establecimientos penitenciarios, indica del diario Le Monde, que anticipó la decisión.

En Montmédy, las autoridades ofrecieron la utilización del teléfono las 24 horas para llamar a un máximo de 10 números permitidos, aunque en promedio los detenidos llamaban a entre cuatro y seis números, los de familiares y amigos cercanos.

Todas las conversaciones son grabadas y pueden ser escuchadas, salvo las llamadas a un abogado o al defensor de los derechos del prisionero.

Los detenidos pagan sus comunicaciones a través de una cuenta personal que pueden alimentar con el trabajo realizado en prisión o el dinero de sus allegados. La tarifa es inferior que las existentes fuera de prisión.

Entretanto, la lucha contra la utilización ilegal de los teléfonos celulares continuará. En el primer semestre de 2017, 19.339 móviles fueron descubiertos en las cárceles francesas, que alojan a unas 70.000 personas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.