Saltar al contenido principal
Francia

Hacia un ‘servicio nacional’ de un mes para los jóvenes

El presidente francés Emmanuel Macron habla frente a jóvenes en la Universidad de Washington, el 25 de abril de 2018. Ludovic MARIN / AFP
El presidente francés Emmanuel Macron habla frente a jóvenes en la Universidad de Washington, el 25 de abril de 2018. Ludovic MARIN / AFP AFP/Ludovic MARIN

A partir de los 16 años, los franceses deberán cumplir con una nueva versión del viejo servicio militar. El plan del gobierno prevé un mes de actividades obligatorias para asimilar valores cívicos y republicanos, así como efectuar prácticas deportivas y de primeros auxilios.

Anuncios

Durante su campaña electoral, Emmanuel Macron había prometido “una experiencia ciudadana de la vida militar, de la mezcla social y de la cohesión” para los jóvenes. Un año después el proyecto toma forma. Según el diario le Journal du Dimanche, un grupo de trabajo dedicado a delinear un “servicio nacional universal” ha privilegiado la pista de un servicio obligatorio de un mes para todos los jóvenes a partir de los 16 años.

El documento elaborado por el grupo fue entregado al presidente francés el jueves por el general de brigada Daniel Ménaouine, a cargo de un informe con los lineamientos principales.

Del texto se desprende que los jóvenes franceses deberán someterse a una fase obligatoria de alrededor de un mes, con una parte que se efectuará en un internado, y luego podrán optar por una actividad ligada al compromiso con la sociedad.

Durante el período obligatorio, los jóvenes deberán abocarse a actividades deportivas, aprender primeros auxilios y saber reaccionar ante situaciones de crisis, así como asimilar valores cívicos y republicanos.

Ahora, el texto espera en el escritorio de Macron, quien junto a sus colaboradores deberá arbitrar los puntos más litigiosos del texto. Las principales dudas sobre el proyecto fueron formuladas por militares, que cuestionan la falta de personal e infraestructura, y el partido conservador Los Republicanos, que estiman que el sistema será “demasiado caro”.

Un informe encargado por el primer ministro Edouard Philippe, y revelado por la gaceta les Echos, estima el costo del plan entre 2.300 y 3.000 millones de euros por año.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.