Saltar al contenido principal

Emmanuel Macron, ¿una imagen pública contradictoria?

El 18 de junio, el presidente Macron se topó con un joven que lo acogió preguntándole "¿Todo bien, Manu?"
El 18 de junio, el presidente Macron se topó con un joven que lo acogió preguntándole "¿Todo bien, Manu?" Twitter

Con la reprimenda que dio Emmanuel Macron a un joven estudiante, en un video que se hizo viral, el presidente francés busca restablecer la altura de su cargo y apelar a su electorado más conservador. Una estrategia que carece sin embargo de coherencia.

Anuncios

El video, difundido este lunes por la cadena de televisión LCI, muestra a un estudiante de colegio cantando la Internacional detrás de las barreras que separan al público del mandatario francés, en una ceremonia oficial.

Al acercarse Macron al joven, éste le dice sonriente “¿Todo bien, Manu?” y desata una amonestación por parte del presidente.  

Este video hubiera podido pasar desapercibido si el equipo de comunicación de Macron no hubiese publicado a finales de la semana pasada otras imágenes, filmadas en el gabinete del presidente. Aparece Emmanuel Macron, en lo que parecen ser imágenes en bruto, preparando un discurso y afirmando que “se ha gastado un dineral en ayudas sociales y los pobres siguen siendo pobres”.

Los comentarios inesperados del presidente francés han indignado a buena parte de la opinión pública y de sus opositores políticos. Pero, tras un año de una meticulosa comunicación política, ¿qué revelan estos aparentes deslices?

RFI entrevistó Arnaud Mercier, especialista de la comunicación política de la Universidad de Panthéon Assas en París y autor del libro 2017, la présidentielle chamboule-tout (2017, la eleccion presidencial que cambió todo, en español).

RFI: ¿Esta imagen inflexible del presidente, es algo que Macron había tratado de no exhibir hasta ahora?

AM: Es un rasgo de su personalidad que ya habíamos visto antes. Durante su campaña electoral, Emmanuel Macron ya se había expresado de esta manera, cuando un obrero le reprochó el precio de sus trajes: el presidente le respondió que “la mejor manera de poderse pagar un traje, es trabajando”. Ese tipo de discursos apela a una parte de su electorado, más viejo y conservador, que aprecia que el mandatario llame a respetar la función presidencial.

RFI: ¿Qué mensaje quiere transmitir Emmanuel Macron y a quiénes exactamente?

Macron no permite que se filtre ningún tipo de debilitamiento del estatuto presidencial. Nicolas Sarkozy, por su falta de autocontrol, y François Hollande, por su falta de determinación, dañaron esta función de Estado.

De hecho, la opinión pública francesa aprecia que el presidente defienda esa apariencia de credibilidad, en el ámbito de las relaciones internacionales. En las encuestas, dos tercios de los franceses afirman que ha logrado mejorar la imagen de la función presidencial y de Francia en el extranjero. Pero a la vez, muchos no aprecian sus decisiones en materia de política interior.

RFI: ¿Qué consigue el presidente al mostrar su lado más autoritario?

Desde que nombró a su primer ministro de derecha, Macron ha dicho que quiere ganarse el ala derecha del electorado más viejo y más conservador ya que es el que más se moviliza en las urnas y el más numeroso. Y en ese caso, vimos que la popularidad del presidente aumentó entre los partidarios del derechista François Fillon en la primera vuelta presidencial en marzo de 2017.

RFI: Si comparamos estos acontecimientos a la estrategia de comunicación de Macron en su conjunto, ¿qué coherencia tiene?

Por un lado, el presidente muestra una imagen en las redes sociales de proximidad y de espontaneidad, jugando a ser como Barack Obama, y por otro, pone de relieve el carácter monárquico, que él mismo llama una “presidencia jupiteriana”. A veces su comunicación es vertical y otras veces es horizontal.

Ha pasado un año desde que llegó al poder, pero si sigue así empezarán a salir a la luz sus contradicciones. Sus adversarios políticos y la opinión pública se lo reprocharán rápidamente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.