Saltar al contenido principal

Dunkerque reaviva el debate sobre la gratuidad del transporte público

Red de transportes públicos en Dunkerque.
Red de transportes públicos en Dunkerque. www.dkbus2018.com

Dunkerque, aglomeración del norte de Francia de unos 200.000 habitantes, instauró el 1° de septiembre la gratuidad del transporte público para todos los usuarios. Una medida que no convence a todos.

ANUNCIOS

"Es un momento histórico para nuestro territorio. Ya es tiempo de modernizar los conceptos y las prácticas", se alegra Patrice Vergriete, el alcalde de Dunkerque. Este 1° de septiembre, la ciudad se volvió "la mayor aglomeración urbana de Francia y Europa en instaurar la gratuidad para todos en el conjunto de su red de autobús", añade.

Además, la ciudad acogió el 2 y 3 de septiembre los primeros Encuentros de Ciudades con Transporte Gratuito. 300 personas se desplazaron para visitar la ciudad y participar del evento, entre políticos, investigadores y representantes de asociaciones.

Ahora en Dunkerque, los letreros de los autobuses y paraderos dicen que una simple sonrisa basta para subir al vehículo. Una medida que muchos usuarios acogen con felicidad: en Francia, el transporte es el segundo gasto más importante para las familias, después del alojamiento.

Dunkerque, ¿y después?

Anne Hidalgo, la alcaldesa de París, felicitó y resaltó la medida en su cuenta de Twitter: "Autobuses gratuitos en lugar de coches contaminantes individuales. Bravo a @Dunkerque por mostrar el camino de la gratuidad de los transportes públicos".

No se trata de la primera ciudad de Francia que da el paso, aunque las demás sean más chicas. Se contabiliza una treintena de redes gratuitas, que tienen como objetivo aumentar el poder adquisitivo de los usuarios, preservar el medioambiente y descongestionar el tráfico.

En París, el debate está candente y hace regularmente correr tinta en los diarios. Desde el 1° de junio, la tarjeta de abono (Pass Navigo) es gratuita para los discapacitados y los más de 65 años en función de sus ingresos. La alcaldesa Anne Hidalgo, del Partido Socialista, propuso seguir reflexionando sobre la posible gratuidad de los transportes para todos los capitalinos.

En cambio, Valérie Pécresse, la presidenta de la región Isla-de-Francia, del partido Los Republicanos, afirmó estar "filosóficamente en contra" de que los transportes públicos sean gratuitos, porque considera que al no tener que pagar, los usuarios podrían deteriorar los vehículos puestos a su disposición. Habló sin embargo de la necesidad de renovar los transportes, y se esperan las conclusiones de un informe a fines de septiembre.

Preguntas a la hora de implementar la medida

Gil Averous, alcalde de Châteauroux, una comuna de 78.000 habitantes, explica que desde que el transporte es gratuito, "hay menos deterioros: no hay este miedo al control, los choferes están más cómodos". En la sureña ciudad de Aubagne, se constata lo mismo: hay más usuarios pero menos actos de vandalismo.

Más allá de la cuestión del respeto al material, está la de la financiación. Para los políticos presentes en Dunkerque en estos primeros días de septiembre, el hecho de que la gente sin permiso de conducir pueda desplazarse más fácilmente hacia el centro de la ciudad permite abrir nuevos comercios y crear empleos, dinamizar la ciudad. Además, subrayan algunos, autobuses vacíos también tienen un costo muy importante.

Autobus gratuito, en Dunkerque.
Autobus gratuito, en Dunkerque. FRANCOIS LO PRESTI / AFP

Por otra parte, "la venta de billetes representaba un 10% del coste total (o sea 4,5 millones de euros, compensados por el aumento de una tasa pagada por las empresas y por arbitrajes presupuestales), es razonable", admite el alcalde de Dunkerque Patrice Vergriete.

Existe un centenar de ciudades en el mundo donde el transporte público es gratuito. Tallin, en Estonia, es la única capital del planeta en haber implementado esta medida.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.