Saltar al contenido principal
Francia

Francia en alerta máxima tras el atentado de Estrasburgo

Policías patrullan el 11 de diciembre de 2018 en el mercado navideño de Estrasburgo, cerrado después del atentado de la noche anterior.
Policías patrullan el 11 de diciembre de 2018 en el mercado navideño de Estrasburgo, cerrado después del atentado de la noche anterior. REUTERS/Vincent Kessler

Unos 350 agentes buscan al hombre de 30 años que abrió fuego anoche en el mercado navideño de Estrasburgo, dejando 3 muertos y 13 heridos. El sospechoso es un exconvicto fichado por los servicios de inteligencia como islamista radical. Según testigos, gritó "Alá es el más grande".

Anuncios

Al menos 3 personas murieron y 13 resultaron heridas (balance revisado), ocho de gravedad este martes en un tiroteo cerca del mercado de Navidad de la ciudad francesa de Estrasburgo (este), cuyo autor, conocido por los servicios de seguridad, no había sido aprehendido en la mañana del miércoles.

Unas 350 personas, de las cuales 100 son agentes de la policía judicial, militares y dos helicópteros tratan de dar con el atacante, que habría resultado herido en un tiroteo con la Policía.

El ministro de Interior, Christophe Castaner incrementó su nivel de alerta por seguridad al de "urgencia atentado" con la "implementación de controles fronterizos reforzados y controles reforzados en todos los mercadillos de Navidad de Francia para evitar riesgos" de ataques similares.

Lea también: Atentado en Estrasburgo: ‘Tenía que pasar’

El atacante está incluido en un fichero "S" ("Seguridad del Estado") y estaba siendo "activamente buscado por las fuerzas de seguridad" por la noche, subrayó la prefectura del departamento, que instó a las personas presentes en Estrasburgo a "seguir encerradas".

El autor del tiroteo gritó "Allahu Akbar" ("Alá es el más grande) mientras disparaba, declaró el fiscal antiterrorista francés Remy Heitz, citando a testigos.

Lea también: El sospechoso del atentado de Estrasburgo, un delincuente común radicalizado

En una rueda de prensa, el fiscal señaló por otra parte que cuatro personas "cercanas" al principal sospechoso, Chérif C., fueron detenidas durante la noche para ser interrogadas en la ciudad del este de Francia.
 

Un arresto frustrado

El sospechoso, nacido en Estrasburgo, de 29 años, debía ser arrestado el martes por la mañana por un intento de homicidio, indicó una fuente próxima al dosier a la AFP. Otras personas fueron arrestadas en el marco de ese caso.

Es un individuo conocido por delitos comunes, precisó por su parte el ministro del Interior, Christophe Castaner, que se desplazó al lugar.

El presidente francés, Emmanuel Macron, acudió poco después de medianoche a la célula de crisis interministerial activada por el ministerio de Interior.

"Solidaridad de toda la Nación por Estrasburgo, nuestras víctimas y sus familias", tuiteó el presidente galo tras la reunión de crisis.

Por su parte, la fiscalía de París abrió una investigación por "asesinatos, intentos de asesinatos en relación con grupo terrorista y asociación de malhechores terrorista criminal", anunció.

Parlamento acordonado

El tradicional mercadillo de Navidad de Estrasburgo ya fue blanco de amenazas de atentados en el pasado, y está siempre bajo fuertes medidas de seguridad.

En esta ciudad también se encuentra la sede del Parlamento Europeo, donde en el momento de los hechos se llevaba a cabo una sesión, y quedó totalmente acordonado, según un periodista de la AFP.

Hacia las 02H00 GMT, eurodiputados, empleados del Parlamento y altos funcionarios pudieron abandonar la institución y fueron escoltados por la policía a autobuses en dirección al centro, constató un periodista de la AFP.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó en un tuit estar "consternada y entristecida por el terrible ataque de Estrasburgo". "Mis pensamientos están con todos los afectados y con el pueblo francés".

"Lamentamos las personas abatidas y pensamos en los heridos", reaccionó por su parte en Twitter el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, también "conmocionado".

En diciembre de 2016, un mercadillo de Navidad de Berlín también fue atacado con una camioneta, que embistió contra la multitud, en un acto reivindicado por el grupo Estado Islámico que dejó doce muertos.

'Varios disparos'

La "Gran Isla", el centro histórico de Estrasburgo, fue rodeada por las fuerzas de seguridad, que pedían a los transeúntes que se pusieran a salvo, constató un periodista de la AFP.

Militares armados, policías y vehículos de emergencia confluyeron en el lugar del tiroteo.

Varios testigos indicaron a la AFP haber oído varios disparos hacia las 20H00 (19H00 GMT). La multitud de personas que había en las calles las abandonó precipitadamente.

"Oímos varios disparos, tres tal vez, y vimos a varias personas correr. Una de ellas cayó, no sé si porque tropezó o porque fue alcanzada (por disparos). La gente del bar gritó 'cierra, cierra' y el bar cerró", contó un testigo contactado por la AFP, encerrado en su casa.

Francia se encuentra bajo alto nivel de amenaza terrorista desde la ola de atentados yihadistas sin precedente que provocó 246 muertos desde 2015.

El país fue el blanco dos veces este año de ataques que dejaron cinco fallecidos, uno en mayo en París (un muerto) y otro en marzo, en Carcasona y Trèbes (sur), que se saldó con cuatro víctimas mortales.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.