Saltar al contenido principal
Francia

Los ‘chalecos amarillos’ preparan el bloqueo de camiones en las fronteras

Captura de pantalla del "evento" de Facebook de la página La France en Colère que llama a bloquera las fronteras de Francia.
Captura de pantalla del "evento" de Facebook de la página La France en Colère que llama a bloquera las fronteras de Francia. Fuente: Facebook.

El movimiento contestatario francés busca un nuevo impulso tras el debilitamiento de las movilizaciones del último sábado. Una de las acciones evocadas por los activistas para el 22 de diciembre consiste en paralizar el tránsito de vehículos que transportan mercancías en los límites con otros países europeos.

Anuncios

¿Cuáles son los planes para el “Acto VI”? Las distintas propuestas que circulan en las redes sociales de los “chalecos amarillos” dan diversas pistas sobre qué pasará en esta sexta jornada de protesta que mantienen en vilo a Francia.

Mientras algunas cuentas proponen cercar una cadena de noticias, otros optan por una concentración en Versalles y marchar luego hacia París, como indica la página de Facebook de Eric Drouet, una de las figuras mediáticas del movimiento. Preventivamente, el Castillo de Versalles anunció este jueves que el sábado permanecerá cerrado.

Otra iniciativa que parecía tener más eco en las redes es el bloqueo de camiones en las fronteras. La cuenta de Facebook “La France en Colère” que centraliza la información y los debates de los “chalecos” anuncia para el sábado: “Acto 6: los ‘chalecos amarillos’ bloquean las fronteras”.

La medida es defendida por Priscillia Ludosky, referente del movimiento. “Mucha gente de las regiones ha venido a París, en esta oportunidad les proponemos juntarnos con los ‘chalecos amarillos’ de las fronteras”, dijo Ludosky al diario Le Parisien.

En el detalle del “evento” de Facebook llama a “bloquear todos los camiones de importación y exportación” de mercancías y se convoca a todos “los chalecos amarillos de Europa a sumarse”. La consigna es dejar pasar a las personas, pero impedir la circulación de camiones en las fronteras con España, Bélgica, Alemania, Italia, así como cerrar el acceso a los puertos de la región de Bretaña.

En cualquier caso, no está demasiado claro el impacto de la iniciativa ni qué ocurrirá esta vez en París. El ministro del Interior, Christophe Castaner, indicó este jueves que consideraba “muy grave” la decisión de los “chalecos” de querer continuar con el movimiento, mientras se ha registrado la muerte de un noveno manifestante, atropellado por un camión en una carretera. Castaner deploró además el daño que el movimiento está provocando en la economía francesa.

Por lo pronto, el gobierno francés debe decidir este jueves qué dispositivo de seguridad implementará el próximo sábado.

Acuerdo con la Policía

Entretanto, las autoridades francesas sí han llegado a un acuerdo con los sindicatos de las fuerzas del orden tras una huelga de agentes policiales convocada en la estela del movimiento de los "chalecos amarillos", cuyas protestas han aumentado considerablemente el trabajo policial.

El acuerdo fue anunciado poco antes de medianoche el miércoles por los sindicatos después de dos días de negociaciones y un día de huelga en el que las comisarías estuvieron prácticamente paralizadas y los agentes solo atendieron las urgencias.

Los policías se quejan de las largas jornadas laborales y de la falta de inversión en equipamiento.

Según responsables sindicales, a partir del año que viene el salario medio aumentará progresivamente en unos 120 euros mensuales y hasta en 150 para los altos cargos.

El gobierno también empezará a negociar para pagar las horas extras atrasadas, que suman en total unos 275 millones de euros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.