Saltar al contenido principal
Francia

Año nuevo: refuerzan protección de París ante protestas de ‘chalecos amarillos’

Más de 100.000 agentes -60.000 policías y 40.000 gendarmes- serán desplegados por todo el país para garantizar la seguridad de los festejos y manifestaciones.
Más de 100.000 agentes -60.000 policías y 40.000 gendarmes- serán desplegados por todo el país para garantizar la seguridad de los festejos y manifestaciones. Fuente: Reuters.

Las autoridades francesas anuncian para este 31 de diciembre un dispositivo de seguridad especial en los Campos Elíseos, donde se ha dado cita el movimiento contestatario para una manifestación “festiva y sin violencia”. Medidas similares han sido adoptadas en otras grandes ciudades de Francia.

Anuncios

El corazón de la capital francesa se blinda desde temprano este lunes para recibir el año nuevo. A partir de las 16:00, las autoridades establecerán un perímetro de protección alrededor de los Campos Elíseos y de la Place de l'Etoile, donde se encuentra el Arco del Triunfo.

Si la noche del 31 de diciembre suele dar lugar a desmanes y actos de vandalismo al margen de los festejos, en esta oportunidad las autoridades anuncian un dispositivo especial teniendo en cuenta el contexto de amenaza terrorista así como el de una nueva movilización de los "chalecos amarillos".

El movimiento contestatario, que ha perdido fuerza en las últimas semanas, anunció el domingo a través de las redes sociales la celebración de un evento en los Campos Elíseos para llevar a cabo "un acontecimiento festivo y no violento", según la descripción en su página de Facebook.

Más de 8.800 personas indicaron el lunes a la mañana que participarían en este "Acto VIII" y más de 62.000 manifestaron su interés por el evento.

Más de 100.000 agentes -60.000 policías y 40.000 gendarmes- serán desplegados por todo el país para garantizar la seguridad de los festejos y manifestaciones. Para París, se ha anunciado la participación de entre 8.000 y 10.000 agentes.

La Policía ha indicado que filtrará a los manifestantes. El alcohol y los dispositivos pirotécnicos estarán estrictamente prohibidos y se realizarán "palpaciones de seguridad, registros de equipaje y de vehículos", según la prefectura de policía.

En toda la región parisina se prevén controles del transporte público y de las estaciones, así como de las principales carreteras.

El personal de seguridad y rescate también se reforzará en otras ciudades francesas, en particular en Burdeos y Niza, donde los "chalecos amarillos" han convocado concentraciones.

En Burdeos, los "chalecos amarillos" planean lanzar fuegos artificiales a medianoche desde el puente de Aquitania.

La prefectura de los Alpes Marítimos ha anunciado "recursos policiales y de gendarmería muy importantes" para la noche de fin de año en el departamento, donde los "chalecos amarillos" se han reunido en la plaza Masséna de Niza, pero también en su "cuartel general" de Saint-Isidore, una rotonda cerca de la autopista A8.

El movimiento de los “chalecos amarillos”, que empezó a mediados de noviembre, disminuyó durante las últimas semanas: el 22 de diciembre hubo 38.600 manifestantes, la semana anterior habían sido 66.000, mientras que en el primer sábado de protestas, el 17 de noviembre, se manifestaron 282.000 personas, según datos del gobierno francés.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.