Saltar al contenido principal

¿Por qué nacen menos bebés en Francia?

Hoy, en Francia, hay menos mujeres en edad de procrear.
Hoy, en Francia, hay menos mujeres en edad de procrear. Juan Pablo Martínez/ Flickr/ Creative Commons

Por cuarto año consecutivo, la fecundidad ha bajado en Francia. Se sitúa actualmente en 1,87 hijo por mujer, según cifras publicadas por el instituto de estadísticas INSEE.

Anuncios

2.000 bebés menos con 758.000 nacimientos en 2018, revelan las cifras del INSEE. La tasa de natalidad sigue bajando en el país galo por cuarto año consecutivo, ubicándose debajo de la barra simbólica de dos hijos por mujer, en 1,87 (1,90 en 2017).

Sin embargo, la población francesa, de unos 67 millones de ciudadanos, no dejó de crecer, pero a un ritmo más lento: + 0,3% en 2018 y 2017, después de + 0,4% entre 2014 y 2016, y + 0,5% entre 2008 y 2013. El balance natural entre nacimientos y fallecimientos sigue siendo positivo, pero nunca ha sido tan bajo desde la Segunda Guerra Mundial.

Evolución del número de nacimientos ('naissances') y fallecimientos ('décès') desde 1957.
Evolución del número de nacimientos ('naissances') y fallecimientos ('décès') desde 1957. INSEE

Las mujeres se vuelven madres cada vez más tarde, con 30,6 años en promedio para el primer parto, cuando la edad era de 29,8 años hace diez años.

¿A qué se debe la baja de la fecundidad?

“El retroceso de la fecundidad afectó primero a las mujeres más jóvenes, de entre 25 y 29 años, pero afecta hoy en día a todas las mujeres en edad de procrear y de todo nivel de vida”, comenta Sylvie Le Minez, jefa de estudios demográficos y sociales del INSEE.

Hay menos mujeres en edad de procrear: hoy son 8,4 millones, mientras en 2008 eran 8,8 millones y en 1998 eran 9,1 millones. Pero sobre todo, las parejas tienen menos hijos. Una de las razones es que en periodo de crisis económica, la inseguridad en materia de empleo frena los planes de fundar una familia.

Además, subraya la Unión Nacional de Asociaciones Familiares (UNAF), las “políticas públicas relativas a los padres se deterioran cada vez más”, con un aumento de las tarifas para la cantina y los transportes escolares, o un nuevo sistema de subsidios familiares menos favorable.

A pesar de todo, Francia es el país más fecundo de la Unión Europea: en 2016, superaba a Suecia e Irlanda. En cuanto a la esperanza de vida, es de 85,3 para las mujeres (85,4 en 2014) y 79,4 para los hombres (79,2 en 2014).

Señal de un envejecimiento de la población, una persona de cinco tiene 65 años o más, mientras que la proporción de franceses de menos de 15 años es inferior a 18,3%.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.