Saltar al contenido principal

130 yihadistas podrían ser repatriados y juzgados en Francia

“Todos los que volverán a Francia serán judicializados y llevados ante los jueces”, dijo el ministro del Interior francés Christophe Castaner.
“Todos los que volverán a Francia serán judicializados y llevados ante los jueces”, dijo el ministro del Interior francés Christophe Castaner. ZUMA PRESS/MAXPPP

Francia teme perder la pista de los combatientes yihadistas a causa de la partida de Estados Unidos de Siria y de la inestabilidad del país árabe.

Anuncios

Según informaciones del canal de noticias BFMTV, unos 130 franceses que se fueron a Siria para hacer la yihad deberían ser repatriados en las próximas semanas. Detenidos en campos bajo la vigilancia de los kurdos, volverían en avión y serían detenidos y procesados apenas lleguen al país galo.

“Todos los que volverán a Francia serán judicializados y llevados ante los jueces”, dijo el ministro del Interior Christophe Castaner en el canal televisivo, sin confirmar el número de yihadistas concernidos ni las condiciones de su repatriación. “Cuando el juez estime que tengan que ser encarcelados –y será en la mayoría de los casos–, serán encarcelados. Algunos ya volvieron y están presos”, añadió.

Al parecer, la voluntad de Estados Unidos de sacar a sus tropas de Siria y la inestabilidad del país influyeron en la decisión de Francia. París teme que los yihadistas caigan en manos de un régimen que podría utilizarlos como medio de presión o que los deje en libertad. Las autoridades no quieren perderlos de vista y prefieren repatriarlos para que sean juzgados en su país de origen.

Francia, dividida ante la vuelta de los yihadistas

Francia no termina de clarificar su doctrina sobre la vuelta de los yihadistas que se fueron a combatir en Irak y Siria. Algunos se dicen arrepentidos, otros no. Y varios de ellos tienen familias, hijos.

El año pasado, el Gobierno no descartaba que fueran juzgados en el lugar donde se detuvieran, a pesar de que existen grandes diferencias entre el sistema judicial francés y los de los países de Oriente Medio, explica The Huffington Post. En Irak por ejemplo, cuyas instituciones judiciales Francia reconoce, se exponen a la pena de muerte.

En octubre pasado, las autoridades anunciaron querer “actuar y acelerar” las repatriaciones de niños, por tener un “interés superior”, y, según una fuente francesa, por “no tener ganas de tener a pequeños yihadistas paseando por todas partes”.

El Ministerio de Exteriores habló entonces de unos 150 niños, un 80% de ellos teniendo menos de seis años y ninguno más de 13. También habría unas sesenta mujeres. En la zona concernida, cerca de 500 niños fueron contabilizados a principios de 2018: parte de ellos pudieron huir al extranjero con sus familias, otros fueron matados en bombardeos.

París actúa con cuidado a la hora de repatriar yihadistas, ante una opinión pública todavía afectada por los diferentes atentados islamistas que tuvieron lugar en suelo francés desde 2015.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.