Saltar al contenido principal

Un manifestante pierde una mano durante una protesta en París de los "chalecos amarillos"

'Chalecos amarillos' manifestandose este sabado frente a la Asamblea nacional en París.
'Chalecos amarillos' manifestandose este sabado frente a la Asamblea nacional en París. Zakaria ABDELKAFI / AFP

Un manifestante que participaba en las protestas en París de los "chalecos amarillos" perdió una mano cuando la manifestación pasaba frente al parlamento de la capital.

ANUNCIOS

 El hombre fue evacuado por los bomberos con una venda en el antebrazo, indicó la misma fuente.
   Los llamados 'street-medics' que acompañan a los manifestantes, hablaron de una mano arrancada, cuyas imágenes fueron difundidas por la cadena rusa RT.
   Aunque todavía se desconocen las causas del accidente, según un testigo que filmó el final del accidente, Cyprien Royer, la mano fue arrancada por una granada llamada de dispersión, que usó la policía para dispersar a los manifestantes cuando se acercaban a la entrada de la Asamblea Nacional.
   Según el testigo, de 21 años, la víctima es un fotógrafo de los "chalecos amarillos" que estaba tomando fotos de la gente empujando las vallas que protegían la entrada del parlamento.
   "Cuando los policías quisieron dispersar a la gente, recibió una granada de dispersión en la pantorrilla, quiso darle un golpe con la mano para que no explotara en su pierna pero cuando la tocó estalló", explicó el testigo a la AFP.
   "Le pusimos a un lado, llamamos a los 'street-medics', era feo, gritaba de dolor, ya no tenía ningún dedo, no quedaba casi nada encima de la muñeca", afirmó.
   La prefectura de policía confirmó a la AFP que un manifestante "resultó herido en la mano" y fue auxiliado por los bomberos, sin dar más detalles.
   La prefectura también indicó que hacia las 14h00 [13h00 GMT) diez personas fueron detenidas.

En los últimos dos sábados, hubo menos gente en las manifestaciones, 58.600 personas el 2 de febrero, según el ministerio del Interior. Una cifra que rechaza el movimiento que reivindica 116.000 manifestantes.
   En París varios centenares de personas llegaron por la mañana a los Campos Elíseos, de donde tenía que salir una manifestación en dirección a la Torre Eiffel, indicó un periodista de la AFP en el lugar.
   "No hay que rendirse, hay que ganar para tener más justicia social y fiscal en este país", dijo Serge Mairesse, un jubilado de Aubervilliers, cerca de París, que llevaba una pancarta reclamando el restablecimiento del impuesto sobre la fortuna, que el presidente francés Emmanuel Macron redujo sustancialmente.
   "Este movimiento expresa la auténtica cólera social en este país, la gente que nunca se escucha", afirma este hombre de 63 años, que participa en su undécima manifestación desde que empezaron las protestas, en noviembre.
   Según un sondeo publicado el jueves, dos de cada tres franceses (64%) apoyan el movimiento.
   Los manifestantes llevaban consignas contra la policía, a la que acusan de haber provocado varios heridos usando sus balas de goma.
   Dos vehículos blindados de la gendarmería estaban aparcados frente al Arco de Triunfo, que fue atacado por los manifestantes el pasado 1 de diciembre.
   En el resto de Francia había manifestaciones previstas en Burdeos y Toulouse, donde se vivieron enfrentamientos en las últimas semanas. También hay movilizaciones previstas en Lille, Nantes, Rennes o Brest.
   El movimiento está provocando un importante conflicto diplomático entre Francia e Italia, después de que Luigi Di Magio, líder del Movimiento 5 Estrellas y número 2 del gobierno italiano, se reuniera el martes con Christophe Chalençon, uno de los líderes de los "chalecos amarillos" que pidió poner en el poder en Francia a un antiguo militar.

Con AFP

 

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.