Saltar al contenido principal
Cultura

En salas, una película francesa que un cura quiso prohibir

Francois Ozon recibió el Gran Premio del jurado en Berlín, el 16 de febrero de 2019.
Francois Ozon recibió el Gran Premio del jurado en Berlín, el 16 de febrero de 2019. REUTERS/Hannibal Hanschke

Titulada ‘Grâce à Dieu’, la cinta del francés François Ozon está inspirada en un escándalo de pedofilia en la diócesis de Lyon. El abogado del cura acusado en el caso intentó postergar la salida de la película.

Anuncios

Pese al intento de censura, el público sí podrá ver ‘Grâce à Dieu’ – ‘Gracias a Dios’, la película del director francés François Ozon que se inspiró en el caso del cura Bernard Preynat, acusado de agresiones sexuales a menores.

Sin embargo, el prelado, imputado en enero de 2016, interpuso una demanda judicial para que se postergue el estreno de la película hasta después del juicio, considerando que no respeta la presunción de inocencia.

En su película, el cineasta François Ozon cita solamente a los nombres de pila de las víctimas. En cambio, los nombres y apellidos del cardenal Barbarin y del padre Preynat aparecen como tal. “Ya estaban en la prensa justificó Ozon, también autor de “Potiche”, “mujeres” y Swimming pool”.

La justicia francesa autorizó finalmente el estreno de la película este miércoles.

Galardonada con el Gran Premio del jurado en la Berlinale, la película de Ozon cuenta la historia de los miembros de “La Parole libérée”, “la palabra liberada”, una asociación de victimas de pedofilia de la Iglesia católica en Francia.

Al presentar su película en Berlin, el cineasta contó que decidió hacer una película sobre esta temática tras quedar “muy conmovido por varios testimonios como el de Alexandre, un católico ferviente, que peleó en la diócesis de Lyon para que se le reconociera su estatuto de víctima y que hizo todo para que el cura que abusó de él dejara de estar en contacto con niños”. “Trabajé con los miembros de esta asociación, me contaron su historia y decidí hacer una ficción basada en hechos reales”, dijo Ozon.

Según dicha asociación, el padre Preynat, actualmente investigado por la justicia, habría agredido a 85 víctimas de su entorno.

“Mi decisión fue tomar el punto de vista de las víctimas, y las repercusiones de la liberación de la palabra en el entorno de las víctimas. Muestro el pacto de silencio que duró muchos años en la diócesis de Lyon”, asegura el exitoso cineasta francés.

El título de la película alude a una declaración polémica del arzobispo de Lyon, el cardenal Philippe Barbarin, enjuiciado por encubrimiento de agresiones sexuales pedófilas que ocurrieron antes de su magisterio. “La mayoría de los hechos están prescritos, gracias a Dios. Otros quizás no”, había declarado Barbarin en 2016, en alusión a los múltiples casos de abusos contra el padre Preynat quien dirigió grupos de boys scout en los 70 y 80.

Con “Grâce à Dieu”, Ozon asegura que no quiso hacer “una película sobre la actualidad”, ni “atacar a la Iglesia”. “Mi película no se centra en un aspecto judicial, intento hacerla en el aspecto humano y en el sufrimiento de las víctimas”, dijo el director de cine a la Agencia France Presse.

La salida de la película coincide con el proceso judicial contra el cardenal Barbarin, sospechoso de no haber denunciado abusos sexuales en su diócesis. La sentencia está prevista para el 7 de marzo. El padre Preynat por su lado, podría ser juzgado este año.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.