Saltar al contenido principal

Adiós a 'papá' y 'mamá' en los documentos escolares de Francia

'Hoy en día, nadie debería sentirse excluido por esquemas de pensamientos un poco retrógrados', consideró la diputada Jennifer de Temmerman.
'Hoy en día, nadie debería sentirse excluido por esquemas de pensamientos un poco retrógrados', consideró la diputada Jennifer de Temmerman. Getty Images

El pasado 12 de febrero, la Asamblea Nacional francesa adoptó en primera lectura una enmienda que remplaza en los documentos escolares las menciones “padre-madre” por “progenitor 1-progenitor 2”. Una decisión que generó polémicas en diversos sectores y que llevó a otra propuesta de enmienda que consistiría en elegir la opción adecuada entre “padre-padre-madre-madre”.

Anuncios

En el marco del proyecto de ley “para una escuela de la confianza”, los diputados franceses votaron el martes pasado una enmienda que tenía previsto remplazar “padre-madre” por “progenitor 1-progenitor 2”.

El objetivo, según sus partidarios, es acabar con la discriminación contra los padres del mismo sexo. “Esta enmienda busca establecer en la legislación la diversidad familiar de los niños en los formularios administrativos”, explicaba entonces Valérie Petit, diputada por el oficialista La República En Marcha (LREM).

“Hoy en día, nadie debería sentirse excluido por esquemas de pensamientos un poco retrógrados. Para nosotros, este artículo es una medida de igualdad social”, enfatizaba su colega Jennifer de Temmerman.

Sin embargo, esta medida chocó contra muchos opositores de bandos diversos. El ministro de Educación mismo, Jean-Michel Blanquer, se declaró contrario a este cambio. Los parlamentarios del partido conservador Los Republicanos y los de extrema derecha levantaron su voz de desacuerdo.

Desde la asociación anti matrimonio gay Manif Pour Tous, se calificó el texto de “absolutamente deshumanizador”, mientras que la Conferencia Episcopal de Francia lamentó una deconstrucción de “la realidad familiar”.

Más sorprendente, la Asociación de Familias Homoparentales (AFDH), que había empezado por elogiar la enmienda, dijo al fin de cuentas temer una “jerarquía parental”, según explicó Alexandre Urwicz: “¿Quién es el progenitor número 1 y quién es el progenitor número 2?”, subrayó.

Como consecuencia de tanta polémica, Anne-Christine Lang, la co-relatora del proyecto de ley “para una escuela de la confianza”, propondrá en algunas semanas, en segunda lectura del texto, una nueva enmienda que consistirá en rodear las buenas menciones entre “padre-padre-madre-madre”.

Según ella, esta nueva fórmula no debería herir a nadie: “Todas las parejas estarán en el mismo nivel, no hay jerarquía ni discriminación. Conformará a todos, a los que son apegados a la apelación ‘padre’ y ‘madre’, pero también a las parejas gay”, explicó Lang.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.