Saltar al contenido principal
Francia hoy

Gran Debate Nacional: cuando los franceses comparten el micrófono

Audio 10:13
En Francia, el presidente Emmanuel Macron asistió a algunos de los miles de debates que se organizaron a nivel local entre enero y marzo.
En Francia, el presidente Emmanuel Macron asistió a algunos de los miles de debates que se organizaron a nivel local entre enero y marzo. REUTERS/Emmanuel Foudrot

El presidente Emmanuel Macron inauguró en enero el "Gran Debate Nacional". Una serie de encuentros abiertos que nacieron en respuesta a las protestas de los chalecos amarillos y en los que cada quien puede expresar públicamente sus quejas o sus propuestas políticas. RFI asistió a una de estas reuniones en París. 

Anuncios

Un reportaje de Melissa Barra, en París.

Son las seis y media de la tarde en el distrito 15 de París. Martine Granier, como varios centenares de habitantes de esta zona de la capital francesa, asiste a su segundo debate en el marco del "Gran Debate Nacional". "Me parece muy interesante poder escuchar todo lo que la gente reclama", cuenta. "Quería saber lo que se está reclamando este distrito, para conocerlo mejor. En realidad me di cuenta de que no conocía bien mi barrio."

La inmensa sala de reunión de la alcaldía del distrito 15 de París acoge su segundo debate nacional, uno de los miles de encuentros que han tenido lugar en Francia entre enero y marzo.

Esa noche, no hay ningún representante del partido oficialista La República En Marcha (LREM). Fue Philippe Goujon, alcalde del distrito y uno de los jefes del partido opositor de derecha Los Republicanos, quien organizó el encuentro. "Desde principios de enero, vi que los cuadernos de quejas y propuestas, que se dejaron a disposición del público en la alcaldía, se llenaron rápidamente", explica el alcalde, quien recibió más de 300 páginas de reclamos. "La preocupación más grande en este barrio, que me parece representar al país, es la cuestión fiscal, el tema del impuesto pagado por individuos y empresas. A la vez se pide más servicio público pero menos impuestos."

"Nosotros también tenemos reivindicaciones"

Durante más de tres horas, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, toman el micrófono por turnos para destacar lo que según ellos se debe mejorar políticamente. El gobierno francés decidió que las consultas se harían en torno a cuatro temas amplios: la fiscalidad, el medio ambiente, la democracia y los servicios públicos.

En este debate, los participantes se enfocan en los cotidiano, como por ejemplo generalizar el uso de la bicicleta, disminuir el transporte aéreo o mejorar el alumbrado. 

Una mujer jubilada, que vive en el barrio desde hace 45 años, pide unas rebajas fiscales y poder escoger exactamente a donde va a parar su impuesto. "Nosotros también tenemos reivindicaciones, los que pagamos impuestos muy altos, no solo los tienen los chalecos amarillos", afirma.

La consulta de esta noche la anima justamente una figura notoria del movimiento de los chalecos amarillos, Thierry Paul Valette, quien también es candidato a las elecciones europeas con una lista llamada "Reagrupamiento de chalecos amarillos ciudadanos". "Esta noche no soy un candidato haciendo campaña", dice Thierry Paul Valette. "Yo debo garantizar el buen funcionamiento y la neutralidad del gran debate. Hace tres años ya que estoy peleando para darle la palabra a los que no la tienen. El gran debate ha sido opacado últimamente por el presidente Emmanuel Macron ya que lo usó para hacer campaña. Todo el mundo lo notó, la gente tuvo la impresión de que se les ha cortado la palabra."

"Cuando la nevera está vacía las madres no quieren ecología"

Nos interrumpen los gritos de una mujer en la sala. Una señora que lleva puesto un chaleco amarillo pide que la dejen hablar. "En el primer debate que hubo aquí, llegué a la entrada con mi chaleco y me agredieron verbalmente habitantes del barrio. Me dijeron que no tenía nada que hacer aquí", cuenta. "Ahora acabo de hablar de nuevo y no gustó tampoco porque no tenía que ver con el tema del medio ambiente. A todos nos importa el planeta pero cuando la nevera está vacía las madres no quieren ecología, quieren darle comida a sus hijos."

Todas las intervenciones de las reuniones serán compiladas y enviadas al Estado, que se encargará de analizarlas y tomar medidas. La diputada oficialista Olivia Grégoire, que representa el distrito 15 de París, aseguró en enero que las ideas del gran debate se traducirán en ley a mitades de 2019, aunque todavía no se sabe de qué manera.

Para el alcalde Philippe Goujon, candidato a su reelección en las elecciones municipales de 2020, estas reuniones sirven a nivel local, porque permiten según él "enforcarse en modelos de construcción conjunta". "Trataremos de invitar a los habitantes a debatir sobre, por ejemplo, un terreno municipal vacío, para preguntarles 'Qué quieren que hagamos con él?'", imagina en el futuro el alcalde. 

Poco a poco la sala de reunión de la alcaldía se va vaciando y algunos salen con la sensación de no haber participado en un debate nacional. "La verdad parecía otro consejo de barrio más", lamenta una habitante. "Es una gran terapia de grupo pero la gente necesitaba expresarse." Las consultas locales del gran debate durarán hasta el 15 de marzo, y después se organizarán a nivel regional, con participantes escogidos al azar. En abril, el debate entrará en el Parlamento francés.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.