Saltar al contenido principal
FRANCIA

Consejo Constitucional deberá refrendar la controvertida ley antivándalos

El proyecto de ley apuntaba inicialmente a los 'black blocs', activistas anarquistas vestidos de negro.
El proyecto de ley apuntaba inicialmente a los 'black blocs', activistas anarquistas vestidos de negro. REUTERS/Christian Hartmann

El Parlamento francés adoptó este 12 de marzo la ley antivándalos, impulsada por el gobierno después de las violencias ocurridas durante las manifestaciones de los “chalecos amarillos”. La justicia podría anular sus aspectos más polémicos.

Anuncios

El proyecto de ley apuntaba inicialmente a los black blocs, activistas anarquistas vestidos de negro que llevan acciones violentas durante las manifestaciones. Pero en enero, el gobierno de Emmanuel Macron decidió retomarlo después de dos meses de protestas de los “chalecos amarillos”.

Este martes, el Parlamento adoptó definitivamente la ley, pero unos días antes, Macron había recurrido al Consejo Constitucional, más alta instancia jurídica del país encargada de validar la constitucionalidad de las leyes.

Prohibición preventiva de manifestación, cacheos, delito de ocultación de la cara… El texto fue denunciado por la izquierda por ser “liberticida”, y recibió críticas de varios representantes del oficialismo.

Pero para el ministro del Interior, Christophe Castaner, la ley no es en ningún caso arbitraria sino que protege a los ciudadanos. “La justicia sigue siendo el último garante de las libertades”, subrayó.

“Este texto no apunta a los ‘chalecos amarillos’, apunta al contrario a los pasamontañas negros”, indicó por su parte el senador de derecha Bruno Retailleau. Desde el grupo comunista CRCE estimaron en cambio que la ley pone en peligro la libertad de manifestar.

El defensor de los Derechos Jacques Toubon se mostró asimismo poco convencido: para él, está “claro que esta disposición sobre la prohibición de manifestar puede parecer contradictoria con nuestros principios constitucionales”.

Las marchas de los “chalecos amarillos” tienen lugar cada sábado desde el 17 de noviembre de 2018, y fueron el escenario de enfrentamientos entre manifestantes y policías.

El pasado 6 de marzo, la Alta Comisionada de las ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, pidió a Francia una "investigación exhaustiva" sobre las violencias policiales durante estas manifestaciones.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.