Saltar al contenido principal

El papa ‘es un traidor, un Judas’, dice víctima en el caso Barbarin

El papa Francisco y el cardenal Barbarin, el 18 de marzo de 2019, en el Vaticano.
El papa Francisco y el cardenal Barbarin, el 18 de marzo de 2019, en el Vaticano. Reuters

Este martes, el papa Francisco invocó “la presunción de inocencia” para rechazar la renuncia del cardenal francés Philippe Barbarin condenado por la justicia por encubrir casos de abuso sexual. Una decisión que decepcionó y enfureció a las víctimas.

Anuncios

El 7 de marzo, la justicia francesa condenaba al cardenal Barbarin a seis meses de prisión en suspenso por no haber denunciado a la justicia los abusos sexuales cometidos contra menores por un cura de su diócesis, el padre Preynat.

Decidió entonces apelar y presentó su renuncia al papa, quien lo recibió el 18 de marzo en el Vaticano. Un día después, el papa anunciaba haberle negado su renuncia: “El lunes por la mañana puse mi misión en manos del Santo Padre. Invocando la presunción de inocencia, no quiso aceptar mi dimisión”, anunció Barbarin en un comunicado.

El prelado de 68 años sigue siendo arzobispo de Lyon (centro-este) a la espera de su proceso en apelación. No obstante anunció que dejará la gestión del día a día al actual vicario general Yves Baumgarten, por “sugerencia” del papa “y porque la Iglesia de Lyon sufre desde” que estalló hace tres años el escándalo de pederastia en la diócesis.

Estamos frente a alguien que es un traidor, un Judas. La diferencia con Judas, es que no tenía poder contrariamente al papa quien todavía tiene un poco.

François Devaux, cofundador de La Parole Libérée

“Es ambiguo, es escandaloso”

Este anuncio sorpresivo provocó la indignación de las víctimas de pederastia en la diócesis de Lyon, que lo calificaron como “la gota que rebasó el vaso”.

“Estamos atónitos, desilusionados. Es un verdadero error moral. Estamos frente a alguien que es un traidor, un Judas. La diferencia con Judas, es que no tenía poder contrariamente al papa quien todavía tiene un poco”, declaró en entrevista con el canal France Info el cofundador de la asociación de víctimas La Parole Libérée, François Devaux. Para él, “el papa es plenamente responsable” de esta situación, donde “el abuso es inherente a la institución".

Estamos hablando del papa, no se habla de un arzobispo u obispo, es la cumbre de la Iglesia que dice: "no miramos mucho lo que les ocurre".

Pierre-Emmanuel Germain-Thill, portavoz de La Parole Libérée.

“Es escandaloso, después de todo lo que se dijo, todo lo que se hizo, y una sentencia que es muy sólida aunque el cardenal apeló. El hecho de que el papa se posiciona así, negándole su renuncia, es bastante terrible. Recibí muchos mensajes de víctimas que están totalmente afectadas. Finalmente es echarle un poco más de leña a este fuego que las víctimas ya tienen en su interior, con todos estos abusos y vuelcos judiciales que nos arruinan psicológicamente, económicamente, moralmente”, afirmó por su parte el portavoz de la asociación Pierre-Emmanuel Germain-Thill.

“Estamos hablando del papa, no se habla de un arzobispo u obispo, es la cumbre de la Iglesia que dice: ‘no miramos mucho lo que les ocurre’, mientras que el cardenal dice que reza por las víctimas del padre Preynat. Es ambiguo, es escandaloso”, recalcó Germain-Thill.

La Conferencia Episcopal de Francia, en una declaración en la que tomó inusualmente distancia, se dijo “sorprendida” de esta situación “inédita”.

El papa argentino ha defendido desde hace tiempo al cardenal francés. Cuando estalló el escándalo en 2016, también rechazó su renuncia al considerar que sería algo sin sentido, "una imprudencia", hacerlo antes del juicio.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.