Saltar al contenido principal
Francia

Ola de actos de vandalismo en iglesias de Francia

La iglesia de Saint-Sulpice en llamas, el 18 de marzo de 2018. Los investigadores privilegian la pista criminal.
La iglesia de Saint-Sulpice en llamas, el 18 de marzo de 2018. Los investigadores privilegian la pista criminal. Fuente: Reuters.

La profanación y robo de templos católicos se han multiplicado en los últimos años, con un promedio de 2,75 actos de vandalismo por día en el país europeo, según un informe publicado este jueves. Las autoridades distinguen entre daños gratuitos, cometidos muchas veces por adolescentes, y grupos organizados dedicados al hurto de objetos religiosos.

Anuncios

Robos, pintadas, vitrales rotos, profanaciones: casi tres actos de vandalismo (2,75) por día se registraron en Francia en 2018, según un informe del Servicio Central de la Gendarmería (SCRC), publicado este jueves por Le Figaro.

Esta cifra abarca 129 hurtos y 877 daños a templos, de acuerdo con la investigación de un cuerpo policial que cubre el 95% del territorio francés. Estos números son ligeramente inferiores al pico del fenómeno en 2017, con 1.045 hechos anticristianos, pero muestran una estabilidad, según los datos del ministerio del Interior, que calcula que 1063 actos de este tipo se produjeron el pasado año, incluyendo desmanes en cementerios.

Tabernáculos forzados, cristales rotos, pilas bautismales volteadas, los actos de vandalismo son moneda corriente, como en la iglesia de Notre-Dame-des-Enfants de la ciudad sureña de Nimes, donde en febrero pasado alguien trazó una cruz de medio metro con excrementos y pegó hostias en uno de los muros del recinto. Se suman los casos recientes del incendio intencional de la iglesia de Saint-Sulpice en París. Pocos días antes, en Sète, en una escuela católica apareció el grafitti “¡La única iglesia que ilumina es la que arde!”.

En algunos casos, se trata de adolescentes sin supervisión de adultos, como las chicas que orinaron en una pila bautismal. En otros casos, aparecen reivindicaciones de pequeños grupos desconocidos que dejan mensajes en el lugar.

La policía distingue entre estos desmanes y el robo de objetos religiosos. "Se trata en su mayoría de robos oportunistas y, muy rara vez, de grupos delictivos organizados”, según la policías capacitados en este tipo de hurtos.

Ante la multiplicación de estos actos contra sitios cristianos, el primer ministro, Édouard Philippe, expresó su reprobación: “En nuestra república laica, se deben respetar los lugares de culto. Estos actos son chocantes y deben ser unánimemente condenados”, tuiteó.

Por su parte, el líder del partido conservador Les Republicains, Laurent Wauquiez, exigió el miércoles “medidas para garantizar la protección de las iglesias” y expresó su preocupación por la “cristianofobia” en Francia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.