Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Estrasburgo, capital de la ilustración

Audio 04:50
Estrasburgo encuentros de la ilustración
Estrasburgo encuentros de la ilustración © 2017 © Blutch/Isabelle Merlet

A comienzos de febrero pasado murió el célebre ilustrador y dibujante Tomi Ungerer. Algunas semanas después su ciudad natal, Estrasburgo, organizó la cuarta edición de los "Encuentros de la Ilustration". Evento polifacético en que destaca el homenaje al dibujante francés Blutch.

Anuncios

Esta cuarta edición de los Encuentros y de la Ilustración incluye diferentes exposiciones en museos cafés, encuentros en bibliotecas y colegios. Estrasburgo se convierte durante poco mas de una semana en la capital de la ilustración y el dibujo, poniendo de relieve su enorme riqueza en la materia desde Durero a Tomi Ungerer, pasando por el célebre Doré.

Uno de los eventos mas importantes es la exposición consagrada el dibujante Christian Hincker, mas conocido como Blutch, nacido en Estrasburgo y formado en la reputada escuela de Artes Decorativas, a mediados de los 80 ya era considerado como uno de los grandes del cómic en Francia, propulsado por la revista Fluide Glacial.

Su perfil experimental le ha impedido establecerse en una casilla determinada porque su estilo varia notablemente entre uno y trabajo. Desde la autobiografía "El pequeño Christian" en los 90, a la tragedia clásica "Peplum 1996 o "La Voluptuosidad", en 2006.

Blutch explica a RFI :

Estrasburgo es una ciudad que amo enormemente y a la que regreso frecuentemente, nunca he cortado los lazos, es una ciudad que siempre me ha inspirado para mi trabajo. Si hubiera nacido en otro lugar probablemente sería el mismo, pero Estrasburgo es una ciudad muy enfocada sobre la imagen y la imagen dibujada. Tenemos aquí figuras como Gustave Doré o Tomi Ungerer, bañamos en ello…, es una ciudad de frontera de tradición germánica muy presente en la que me reconozco…, Suiza no está muy lejos, son lugares que producen imágenes fuertes…, hay un ambiente aquí, tal vez una forma de melancolía alemana. Estrasburgo es bella y melancólica.

La variedad es clave para Blutch.

Es verdad que dibujo historietas, pero también produzco ilustraciones de formato más grande, con lápiz pastel. Tengo la impresión que cada actividad me descansa de la precedente. Necesito cambiar de caballo con frecuencia, descansar de lo que acabo de terminar y cada uno de mis trabajos es casi una negación de lo que acabo de hacer ayer. Yo trabajo un poco de esa manera…, como reacción. Porque temo y huyo la rutina.

La música, el jazz en particular, y el cine, él mismo ha trabajado como actor, son dos ejes de su trabajo.

Soy una gran amante del jazz y escucho música cuando trabajo, es como una caverna que me engloba y me extrae del mundo exterior. Puedo trabajar porque la música me ayuda a retirarme del ruido y la circulación. Y bueno el cine…, era la aventura, la evasión, una ventana abierta…, aunque es engañoso pensar que son artes vecinas, para mí son muy diferentes. La historieta es mucho más elíptica, no narra de la misma manera, a pesar de que ambas nacieron en el mismo período, ese siglo 19 tan industrioso. Son diferentes, la escritura y el ritmo, incluso los cortes…, la relación al tiempo de lectura no son los mismos.

Blutch ya había sido solicitado para una retrospecrtiva de su trabajo, pero como el mismo lo dice, prefirió hacerlo en casa, en la ciudad de Gustave Doré y de Tomy Ungerer. Filiación en la que se inscribe, Estrasburgo ciudad de la la ilustración.

Entrevistados : Blutch dibujante ilustrador, Nadia Diz Grana, ilustradora, Fabien Texier, director de la associación "Central Vapor", coorganizadora de los Encuentros y Thérèse Willer, conservadora del museo Tomy Ungerer.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.