Saltar al contenido principal

Preocupación en Francia por la represión policial contra los periodistas

Policías detienen al periodista Gaspard Glanz en la Plaza de la República, el sábado 20 de abril, en París.
Policías detienen al periodista Gaspard Glanz en la Plaza de la República, el sábado 20 de abril, en París. Zakaria ABDELKAFI / AFP

Después del Acto 23 de los "chalecos amarillos" el pasado sábado, sindicatos de periodistas y Reporteros Sin Fronteras mostraron su preocupación por incidentes que vienen ocurriendo de manera repetida entre periodistas y fuerzas del orden. Denuncian violaciones a la libertad de informar.

Anuncios

"Ya hay una denuncia colectiva de una treintena de periodistas víctimas de violencias de parte de las fuerzas del orden, o que fueron impedidos de trabajar, a quienes se les confiscó o rompió su material. (…) Cuando hay 30, 60, 90 casos de violencias policiales sobre periodistas, sólo podemos constatar que hay realmente un gran problema. Se necesita una acción judicial para cuestionar no solamente el comportamiento de algunos policía sino también las consignas que reciben", explicó Vincent Lanier, primer secretario del Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ), a RFI.

Dos periodistas independientes fueron detenidos el sábado en París, y en la capital como en Toulouse, varios fueron heridos por granadas de dispersión o de gases lacrimógenos.

El periodista independiente Gaspard Glantz será juzgado

El periodista Gaspard Glanz, detenido el sábado durante el Acto 23 de los "chalecos amarillos", será juzgado el 18 de octubre en el tribunal de París. Hasta entonces, se le prohíbe ir a París todos los sábados y el 1° de mayo. Después de su liberación, el periodista ya ha asegurado que volverá "para hacer su trabajo":

Gaspard Glanz será juzgado por "ofensa a un representante de la autoridad pública", según su abogado Raphaël Kempf. El periodista ya había sido detenido en años anteriores y figura en el fichero "S" ("Seguridad del Estado"), una manera de controlarlo según él.

Kempf quien anunció que impugnaría esta decisión que "atenta contra la libertad de prensa y la libertad de trabajo", ya que Gaspard Glanz se especializó en la cobertura de los movimientos sociales y en particular de los "chalecos amarillos".

Para la SNJ, su detención fue "inaceptable". Otro periodista independiente, Alexis Kraland, fue detenido el sábado, pero fue liberado en la noche después de ser amonestado, según la fiscalía.

Preocupación creciente de los sindicatos

"Estamos empezando a dudar", dijo Vincent Lanier: "¿No habrá una real voluntad de intimidar a los fotógrafos en particular? Parece que algunos son blancos". "Nos encontramos en una situación muy peligrosa con respecto a la libertad de informar", añadió.

En un comunicado, el SNJ-CGT dijo que el gobierno buscaba "intimidar a los periodistas impidiéndoles informar a los ciudadanos de este país".

La CFDT solicitó que "investigaciones sean realizadas internamente por la Inspección General de la Policía Nacional [IGPN] y que los resultados se hagan públicos". El sindicato afirma que está estudiando "la posibilidad de remitir el asunto al Defensor de los Derechos Humanos en el marco de sus competencias sobre el respeto de la ética por parte de los profesionales de la seguridad".

La editora adjunta de Reporteros Sin Fronteras, Catherine Monnet, también se preocupó por estos incidentes contra los periodistas, que obstaculizan el trabajo de la prensa.

El Ministerio del Interior negó por su parte atentar contra la libertad de prensa. "Si periodistas son detenidos, es por los delitos identificados", aseguró.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.