Saltar al contenido principal
FRANCIA

¿Fue realmente atacado un hospital parisino por los manifestantes?

'No nos sentimos en peligro', indicó Gwenaëlle, auxiliar de enfermería, en conferencia de prensa este 2 de mayo de 2019.
'No nos sentimos en peligro', indicó Gwenaëlle, auxiliar de enfermería, en conferencia de prensa este 2 de mayo de 2019. REUTERS/Gonzalo Fuentes

Según el gobierno francés, decenas de manifestantes irrumpieron este 1 de mayo por la fuerza en un famoso hospital de París, con intenciones violentas. Pero ¿se trata realmente de un ataque gratuito, o el incidente tuvo otros motivos?

Anuncios

En el marco de las manifestaciones por el 1 de mayo en las que participaron chalecos amarillos y sindicatos, el famoso hospital de la Pitié-Salpêtrière se volvió un protagonista sorpresa.

En medio de las tensiones entre manifestantes y fuerzas del orden, decenas de personas penetraron brevemente en el establecimiento, y algunos intentaron entrar en el servicio de reanimación antes de que los desalojara la policía.

Las circunstancias del incidente no están claramente establecidas. Mientras el gobierno denuncia un acto repugnante, testigos relativizan la violencia de la escena y afirman que los manifestantes querían protegerse de los gases lacrimógenos.

¿Ataque deliberado…

El primer ministro Édouard Philippe dijo que lo que había ocurrido era “inaceptable”, y que “querer introducirse en un hospital de esta manera es imperdonable”. Elogió la actitud del personal médico sin el cual “las consecuencias hubieran podido ser mucho más graves”.

Para el ministro del Interior, Christophe Castaner, es claramente un ataque: “Aquí, en la Pitié-Salpêtrière, atacaron un hospital. E hirieron a un policía movilizado para protegerlo”, tuiteó. “Nuestras fuerzas del orden tuvieron que intervenir para salvar el servicio de reanimación”, dijo asimismo.

La directora del hospital, Marie-Anne Ruder, acusó a los manifestantes de entrar por la fuerza en el establecimiento y hacer “gestos violentos y amenazadores”. Esta intrusión es “incalificable” y es el reflejo del “nivel de violencia”, dijo por su parte la ministra de la Salud, Agnès Buzyn, mientras Martin Hirsch, el director general de Asistencia Pública-Hospitales de París, presentaba una denuncia, estimando que “pasamos cerca de una catástrofe”.

…o repliegue ante los gases?

Varios trabajadores del hospital interrogados este jueves tienen sin embargo una visión muchos menos dramática de lo que ocurrió. Así, Mickaël, un enfermero, afirmó en el canal BFMTV que fue una escena “muy corta” y “nada violenta”: “¿Querían agredirnos? ¿Querían escapar de algo? No sabíamos”, dijo, añadiendo que entre las personas que pedían abrir la puerta, ninguna llevaba máscara ni pasamontañas.

“Fue tranquilo, no hubo disturbios. El equipo no está en estado de shock, no hay un real traumatismo”, aseguró el enfermero. En una conferencia de prensa, otros empleados tuvieron el mismo tipo de discurso: “No nos sentimos en peligro”, indicó Gwenaëlle, auxiliar de enfermería, precisando que los intrusos habían entendido que debían salir “cuando les explicamos que estaban en un hospital”.

Varios videos difundidos en redes sociales muestran a gente corriendo para protegerse de los policías y de los gases lacrimógenos, algo que corroboró una periodista de la AFP. También se ve a gente esperando impasible a que vuelva la calma.

'Querían protegerse porque llegaban policías':

La gente, en pánico por los gases

Varios manifestantes alegan en efecto que quisieron protegerse, como Naty Ta que publica en Facebook: “sí se les pidió a los guardias que abrieran las rejas para que podamos protegernos de los cañones de agua y los gases… No quisieron abrirnos estábamos atrapados… los tipos que forzaron las rejas permitieron que nos refugiáramos…Sólo había algunos jubilados, algunos jóvenes SIN pasamontañas… 10 minutos después las fuerzas del orden entraron en el recinto del hospital para lanzar gas y aporrearnos… dentro del hospital… un policía me dijo ‘zorra lárgate de aquí’, ¿por qué? Porque nos protegimos de los gases… ¡en todo caso gracias a los enfermeros por habernos ayudado con gotas para tratar la irritación de los ojos!”

Para una parte de la clase política, el gobierno intenta aprovecharse de lo ocurrido dramatizando los hechos para jugar en contra de los manifestantes. “Prudencia. En algunas horas, descubriremos que el supuesto ataque del hospital de la Pitié-Salpêtrière es una manipulación del sistema”, tuiteó el líder del izquierdista La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon.

Según el diario Le Monde, “los testimonios y la cronología de los hechos van en el sentido de un repliegue de los manifestantes más que de una acción deliberada de vandalismo”. Una treintena de personas que irrumpieron en el hospital siguen detenidas este jueves.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.