Saltar al contenido principal
FRANCIA

Oposición pide dimisión del ministro del Interior por caso del hospital parisino

Christophe Castaner, el ministro del Interior francés, es tildado de mentiroso.
Christophe Castaner, el ministro del Interior francés, es tildado de mentiroso. REUTERS/Christian Hartmann

Este jueves, varios videos y testimonios contradijeron las palabras del ministro del Interior francés, Christophe Castaner, quien había afirmado que el hospital parisino de la Pitié-Salpêtrière había sido atacado por manifestantes el 1 de mayo. Figuras de la oposición piden su dimisión.

Anuncios

El 1 de mayo, unas 50 personas entraron en el recinto del hospital parisino de la Pitié-Salpêtrière durante las manifestaciones. El gobierno, en boca del ministro del Interior Christophe Castaner, calificó enseguida el incidente de “ataque”, alegando que los manifestantes tenían intenciones violentas. Palabras que fueron retomadas más tarde en su esencia por el primer ministro Édouard Philippe.

Sin embargo, al otro día, varios testimonios y videos publicados en las redes sociales y en sitios de información alternativos, así como testimonios del personal médico, mostraron que estas personas querían sobre todo protegerse de los gases lacrimógenos y de los policías que les perseguían. Se ve incluso a jubilados de avanzada edad pedir con pánico que les dejen entrar en el hospital. Las 32 personas que fueron detenidas en el momento fueron liberadas el jueves, mientras sigue la investigación.

Oposición acusa a Castaner de mentir y pide su renuncia

Para Adrien Quatennens, diputado de La Francia Insumisa, de izquierda radical, “el Sr. Castaner no puede quedarse y debe renunciar”: “Es muy grave: en una democracia, un ministro del Interior que instrumentaliza a ese punto la prensa e incrimina un movimiento social (…) no puede quedarse”, enfatizó.

“Si es una mentira deliberada con el único objetivo de desacreditar y ensuciar una movilización social, el ministro del Interior debe ser relevado de sus funciones sin más tardar”, estimó asimismo Benoît Hamon, de Génération-s.

“El ministro del Interior debe parar de echarle leña al fuego y debe explicarse sobre sus declaraciones que fueron desmentidas por los hechos”, tuiteó Bruno Retailleau, presidente del grupo Los Republicanos, de derecha, en el Senado.

El presidente de Debout la France (de pie Francia) Nicolas Dupont-Aignan también pidió la dimisión de Castaner en RFI: “Mintió, quiso manipular la opinión, debe renunciar, es una larga serie de incompetencias y mentiras”.

Algunos colegas lo defienden

En las filas del oficialismo, algunos políticos tomaron la defensa del ministro del Interior francés. Para el secretario de Estado ante el ministro de Educación, Gabriel Attal, esta polémica es “indignante” y lo que ocurrió es “condenable”, dijo en la antena RTL.

La secretario de Estado para la Economía, Agnès Pannier-Runacher, afirmó por su parte en el canal Cnews: “No sé si está debilitado. En todo caso constato que estamos en la polémica de la anécdota y que no miramos la situación, es decir las manifestaciones muy violentas”.

No es la primera vez que Christophe Castaner hace declaraciones polémicas, pero esta vez se le tilda de mentiroso y manipulador. Habrá que ver hasta dónde esto lo puede afectar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.