Saltar al contenido principal
Francia

El efecto ‘chalecos amarillos’ pesa sobre el turismo en Francia

Según el INSEE, la actividad turística retrocede por un efecto "chalecos amarillos".
Según el INSEE, la actividad turística retrocede por un efecto "chalecos amarillos". Getty Images

Mientras que 2018 fue un buen año para el turismo en Francia, el comienzo de 2019 está en declive. La causa: repetidas manifestaciones violentas. Los acontecimientos asustan a los turistas que prefieren evitar Francia en favor de otros destinos. Una pérdida real de ingresos para el sector turístico.

Anuncios

El movimiento de los "chalecos amarillos" y la violencia que se ha producido en las calles desde noviembre en Francia han tenido un impacto en el turismo. Así lo explica el INSEE (Instituto Nacional de Estudios Económicos), para explicar las cifras publicadas en su informe del jueves 9 de mayo. Mientras que los resultados de 2018 fueron buenos, los de los primeros meses de 2019 lo son mucho menos.

En todo el país, el descenso es significativo y afecta tanto a los turistas extranjeros como a los franceses. Durante los tres primeros meses del año, el número de visitantes a los alojamientos turísticos colectivos del territorio se redujo en un 2,5% con respecto al mismo período de 2018.

En la región de Île-de-France en particular (París y su periferia), las noches de hotel cayeron bruscamente (-4,6%). Sólo los hoteles de alta gama, de 4 y 5 estrellas, están funcionando bien con una asistencia estable. El atractivo de las estaciones de esquí francesas para los extranjeros por su parte sigue siendo bueno (+4,2%).

"Francia transmite imágenes de violencia con el telón de fondo de las manifestaciones y los disturbios en París. Todo esto ha desanimado a algunos de los clientes, y en particular a los de alto poder adquisitivo, a venir a Francia”, explica Didier Arino, director de la empresa Protourism.

Esto resultó en una disminución general del 5% en el primer trimestre de clientes extranjeros y una disminución del 10% en clientes lejanos. El problema para Francia es que esta clientela que recorre largas distancias es la que más gasta, y su deserción tiene un impacto del 15% en la disminución del gasto extranjero en Francia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.