Saltar al contenido principal
Francia

Se extiende la huelga en las emergencias médicas de Francia

Los trabajadores de la salud piden más recursos, tanto financieros como humanos.
Los trabajadores de la salud piden más recursos, tanto financieros como humanos. AFP PHOTO PHILIPPE HUGUEN

Los servicios de emergencias médicas franceses arden. Los trabajadores de salud en hospitales se están movilizando una vez más para protestar contra sus condiciones de trabajo. Decenas de servicios de emergencias están en huelga en toda Francia.

Anuncios

El movimiento de los servicios de emergencia está creciendo. 95 servicios están en huelga, según las cifras proporcionadas este lunes por Inter-Urgences, un colectivo que reúne a los paramédicos que trabajan en estos servicios (enfermeros, camilleros, etc.).

Un nuevo día de acción se está organizando este martes, convocado por los sindicatos CGT, FO, Sud, CFE-CGC. Manifestaciones tendrán lugar frente al Ministerio de Salud y las Agencias Regionales de Salud (ARS).

Los trabajadores de la salud piden más recursos, tanto financieros como humanos, para poder realizar su trabajo adecuadamente y proporcionar una atención digna. El movimiento de huelga comenzó a principios de marzo en el Hospital Saint-Antoine de París.

"Emergencias en huelga" se puede leer en las pancartas que se han colocado desde hace varios meses en el Hospital Saint-Antoine. Diane Labreut, enfermera, explica las razones de este movimiento: "Fuimos la primera unidad en hacer huelga el 18 de marzo, tras múltiples ataques al personal sanitario por parte de pacientes o acompañantes. Estos ataques, podemos decir que fueron la gota que rebasó el vaso, que ya estaba demasiado lleno. Así que decidimos lanzar la huelga. Lo que queremos ahora es que se reconozca la especificidad del trabajo en los servicios de emergencias. Las emergencias están atascadas porque no tenemos camas. La gente se acuesta en camillas. Y es simplemente inhumano, en realidad".

Para el personal médico, se trata de una carrera a diario: "Ya no tenemos tiempo para hablar con los pacientes. No tenemos tiempo para tomarles de la mano. No tenemos tiempo para consolarlos. Somos capaces de anunciar enfermedades graves sin realmente tomarnos el tiempo de acompañar a estas personas mientras lo hacemos, porque estamos realmente abrumados. Estamos en una situación de deshumanización total", dice Diane Labreut.

Las condiciones de trabajo se están deteriorando

Hace tiempo que las condiciones de trabajo se deterioran. Según Cathy Le Gac, del sindicato Sud-Santé del hospital, la violencia se ha convertido en algo cotidiano, pero "que nos golpeen o escupan no es nuestro trabajo".

Como resultado, el personal médico de los hospitales franceses está harto de esta situación sin precedentes. Para Yann Flecher, enfermero sindicalista del Hospital Lariboisière, el descontento nunca ha sido tan fuerte: "Nunca hemos llegado a ese punto, en el que el personal paramédico está espontáneamente de baja por enfermedad. Tanto personal de un golpe, nunca he visto nada igual".

Un personal que se moviliza, con un brazalete durante el servicio o con un cartel en la calle, y con un deseo: que las autoridades públicas finalmente comiencen a curar el hospital.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.