Saltar al contenido principal
Francia

Estupor por imágenes de vacas con ventanillas en laboratorios

Un operario filmado clandestinamente metiendo el brazo en el flanco de una vaca
Un operario filmado clandestinamente metiendo el brazo en el flanco de una vaca Fuente: Asociación

Una asociación especializada en la denuncia del maltrato animal publica un video filmado clandestinamente en un centro de investigación alimentaria del norte de Francia donde puede verse a vacas con orificios de 20 centímetros de diámetro para acceder a su sistema digestivo.

Anuncios

Las imágenes son chocantes: el empleado del laboratorio mete el brazo hasta el codo por un orificio situado en el flanco de una vaca. “Han perforado un agujero en su estómago para poder acceder en cualquier momento a su contenido. Regularmente, los empleados abren la ventanilla para depositar alimentos o tomar muestras”, explica en el video Nagui, uno de los presentadores más populares de la televisión francesa.

Las imágenes, que inundaban este jueves los portales de los medios franceses, fueron rodadas por la asociación de protección animal L214 en un centro de investigación de alimentación de la región de la Sarthe, en el noroeste de Francia.

Allí, la empresa de alimentación Sanders lleva a cabo experimentos con vacas a las que han realizado perforaciones de 20 centímetros de diámetro, cerradas con una tapa, para poder acceder a uno de los cuatro estómagos del rumiante y analizar su digestión.

La asociación L214 presentó el miércoles una denuncia contra Avril, la empresa que administra el laboratorio. "El Código Rural establece que la experimentación con animales sólo es legal cuando es estrictamente necesaria. Hacer que las vacas lecheras sean más productivas no nos parece que entre en esta categoría", afirma la abogada de la asociación Hélène Thouy, en declaraciones a Le Parisien. El delito de experimentación ilícita se castiga en Francia con dos años de prisión y una multa de 30.000 euros.

Este sistema de observación, inventado en el siglo XIX, es utilizado en centros de investigación de Francia y otros países. "Va acompañado de un riguroso seguimiento veterinario y se considera indoloro para el animal", asegura por su parte Tom Doron, portavoz del grupo Avril, quien señala que la granja Sourches cuenta ahora con sólo seis vacas "fistuladas".

Doron subraya que abrir el vientre de los animales de esta manera ya ha permitido "reducir el uso de antibióticos en la ganadería y reducir las emisiones de nitratos y metano (gases de efecto invernadero) ligados a la ganadería".

Para la asociación se trata de llevar cada vez más lejos una lógica productivista de las vacas, que desde los años 1970 han duplicado su producción de leche, llevándola a un nivel cinco veces superior al que necesita un ternero.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.