Saltar al contenido principal
Escala en París

Meero, el nuevo ‘unicornio’ francés, busca expandirse en América Latina

Audio 13:17
Marion Chevalier es jefa de ventas para la península ibérica y para América Latina de Meero, el "unicornio" francés.
Marion Chevalier es jefa de ventas para la península ibérica y para América Latina de Meero, el "unicornio" francés. RFI

La start-up francesa Meero ha comenzado a revolucionar el mercado mundial de la fotografía. Acaba de recaudar 230 millones de dólares de fondos, todo un récord en Francia. Tiene 58.000 fotógrafos autónomos por todo el mundo, 30.000 clientes como Airbnb o Uber Eats. Emplea a 600 personas, número que esperan doblar en los próximos meses. Pero junto al éxito, la plataforma también es el blanco de críticas porque algunos fotógrafos acusan a Meero de precarizar la profesión con la aplicación de tarifas muy bajas. Hoy nos habla de todo esto, su responsable de ventas en América Latina y en la península ibérica, Marion Chevalier.

ANUNCIOS

Meero, con poco más de tres años de existencia, ha logrado seducir a inversionistas de todo el mundo con una plataforma que pone en relación a fotógrafos y clientes. Presente ya en 100 países, entre ellos México y Brasil, entre sus planes está expandirse por otros países latinoamericanos. “Estamos en todo el territorio mexicano y brasileño, desde allí podemos tener reportajes en cualquier zona. También en otras ciudades grandes pero queda mucho por hacer en América Latina”, sostiene la responsable de ventas de Meero que tiene planes de expansión en el continente.

Pero, ¿qué es exactamente Meero? “Hacemos contenido visual y contamos con una red de fotógrafos por todo el mundo. Las empresas pueden pedir un reportaje a través de nuestra web donde y cuando sea. Tenemos un equipo que organiza esos reportajes”, explica Chevalier. Entre sus clientes, se encuentran gigantes mundiales como Airbnb, Expedia, Trivago o Uber Eats.

A través de Inteligencia Artificial retocan las fotos casi de forma instantánea. Consiguen así proporcionar un reportaje fotográfico cada 25 segundos en cualquier lugar del planeta. “No se trata de filtros, es mucho más complejo. Tenemos cinco algoritmos hoy en día, en ellos circulan millones de fotos a través de las que se aprende a retocar como el ojo humano. El fotógrafo carga la fotografía en nuestro sistema y a través de los algoritmos se retoca la calidad, los píxeles, y también el color y contraste; y por último se retocan las distorsiones”, aclara Chevalier que niega que con estos algoritmos se pierda creatividad en el trabajo y que, sin embargo, se hace ganar tiempo al fotógrafo.

“No estamos precarizando la profesión, sino dando un extra a los fotógrafos”

Chevalier no desvela el porcentaje de la comisión que se lleva Meero por cada reportaje fotográfico. Pero sí habla de las tarifas. “El precio por las fotos no es el mismo en México o en Japón, y también depende del tipo de reportaje. No se paga la misma cantidad por fotografiar un plato de comida o un lugar turístico o un evento. Hay otros criterios como la cantidad y calidad de las fotos. Puede ser de 50 a 200 dólares”, explica la responsable de ventas de Meero para la América Latina y la península ibérica.

Algunos fotógrafos acusan a Meero de estar precarizando y “uberizando” la profesión al aplicar tarifas más bajas que si la relación comercial se hiciera directamente entre el profesional y el cliente. Chevalier rechaza estas acusaciones y asegura que lo que ellos ofrecen es un complemento al trabajo del fotógrafo. “Los fotógrafos mantienen su agenda de clientes y cuando tienen un tiempo libre pueden aceptar un reportaje y eso es dinero extra para ellos”, se defiende Marion Chevalier.

 

#EscalaenParís también está en Facebook. Un programa coordinado por Florencia Valdés, realizado por Julien Magouarou, Julien Lang y Ludivine Amado. 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.