Saltar al contenido principal

Detienen al sospechoso del asesinato de un guineano en un ataque ‘racista’

Mamoudou Barry, de 31 años y padre de una niña de dos años, salió de su coche para pedirle una explicación a su atacante, que le dio una paliza en represalia.
Mamoudou Barry, de 31 años y padre de una niña de dos años, salió de su coche para pedirle una explicación a su atacante, que le dio una paliza en represalia. DR.

Un hombre sospechoso de ser el autor del asesinato de Mamoudou Barry, un profesor-investigador guineano atacado el viernes cerca de Rouen (noroeste), fue detenido el lunes. La familia del fallecido asegura que la víctima, atacada antes del partido Argelia-Senegal, fue objeto de “un crimen racista”.

ANUNCIOS

Un ciudadano turco nacido en 1990 fue detenido este lunes en la ciudad de Rouen (norte de Francia) en el marco de la investigación tras la muerte de Mamoudou Barry, un profesor-investigador guineano, informaron fuentes policiales.

El detenido tiene antecedentes por delitos vinculados al tráfico de drogas y un “historial psiquiátrico”, indicaron allegados a la investigación.

Según una fuente policial, el sospechoso llevaba "una camiseta del club turco Galatasaray" en el momento de los acontecimientos, que tuvieron lugar el viernes poco antes de la final de la Copa Africana de Naciones entre Argelia y Senegal.

Kalil Aissata Kéita, también profesor de investigación en la Universidad de Rouen, y amigo de la víctima, afirmó que el agresor los señalo y les dijo:

“Ustedes, negros bastardos, los vamos a joder esta noche". Kéita agregó que el atacante era "de tipo magrebí", sin estar seguro de que era de nacionalidad argelina.

Mamoudou Barry, de 31 años y padre de una niña de dos años, salió de su coche para pedirle una explicación a su atacante, que le dio una paliza en represalia. "Fue en el cuarto golpe cuando cayó de bruces", agregó Kéita.

Atendido por los servicios de urgencias tras haber sido abandonado por su atacante, la víctima fue ingresada en el Hospital Universitario de Rouen cuando ya estaba en coma. Murió allí al día siguiente.

"Se trata de un crimen racista, sin duda, pero no hay pruebas de que esté relacionado con la final de la CAN. Tampoco hay pruebas de que haya sido agredido por un partidario argelino", dijo el abogado de la familia, Jonas Haddad.

Esta agresión desencadenó una cascada de reacciones políticas el fin de semana.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.