Saltar al contenido principal

Fallece Carlos Cruz-Diez, maestro de los colores

El artista en la exposición 'Carlos Cruz Diez: el color sucede' en el Museo de Arte Abstracto Español
El artista en la exposición 'Carlos Cruz Diez: el color sucede' en el Museo de Arte Abstracto Español © Taller Cruz-Diez París

En un comunicado, la familia de Carlos Cruz-Diez anuncia el fallecimiento del artista a los 95 años de edad. Su colorido legado artístico marcará para siempre los grandes museos de arte contemporáneo de todo el mundo. 

ANUNCIOS

Falleció a los 95 años de edad en París, el sabado 27 de julio, "rodeado de su familia". Carlos Cruz-Diez, uno de los padres del llamado arte óptico o arte cinético, deja obras en varios museos internacionales de arte contemporáneo

como el Tate Modern de Londres, el Georges Pompidou de París, el Museum of Fine Arts de Houston o el MoMA de Nueva York. Su obra inundó el mundo de líneas de colores cambiantes.

"Sus investigaciones y propuestas han aportado al arte una nueva comprensión del fenómeno cromático, conviertiéndolas en unas de las más importantes del arte cinético", recuerdan sus familiares en un comunicado difundido este domingo.

“Hoy más que nunca el arte es comunicación. Porque el arte es generoso. El artista no lo crea para sí mismo sino para comunicárselo a los otros, para hacerles llegar esa sensación de descubrimiento y de asombro”, confiaba a RFI el maestro en 2015.

El color en París

Cruz-Diez comenzó a desarrollar el arte óptico en los años 60 cuando se instaló en París. Muchas de las obras de Cruz Diez han sido bautizadas con la palabra cromo: cromosaturación, inducción cromática, cromoscope, cromointerferencia, obras que ponen en evidencia la mutación continua del color. 

►►Escuche nuestra entrevista con Carlos Cruz-Diez

"En los últimos 50 años, he insistido en llevar el color al espacio, sin soporte y sin anécdota, revelándolo en su ambigüedad, como circunstancia efímera”, afirmaba en un libro que se volvió una referencia, “Reflexión sobre el color”.

Poseía varios talleres en París y en Panamá, una aventura artística y familiar que comenzó en una antigua carnicería parisina de la que hizo su principal lugar de trabajo. 

En Francia, su última exposición estuvo ocupando el Centro Pompidou-Metz hasta el 1ero de marzo de 2019. “Environnement chromatique” (Ambientación cromática) se desplegaba en la explanada de los Derechos Humanos, al aire libre, sobre 500 metros cuadrados.

Hacía 30 años que el reconocido artista cinético no había realizado una obra de estas dimensiones en el país. 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.