Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Aventura veraniega en Alpe d'Huez

Audio 18:30
Una vista de la montaña de Alpe d'Huez.
Una vista de la montaña de Alpe d'Huez. ®

Alpe d'Huez es una estación de esquí de los Alpes franceses. Se encuentra a 1860 metros de altitud. Es conocida por sus numerosas pistas para quienes comienzan a practicar este deporte, aunque también ofrece muchas para los más experimentados. Es famosa al igual por su relación con el Tour de Francia. En verano, la estación no duerme.

Anuncios

Cuando llegan las vacaciones, una mayoría de personas toman por asalto las rutas que van a la playa y, una vez allí, intentan encontrar unos metros de arena para extender la toalla y tomar sol. La montaña puede ser una alternativa.

Con el fin de descubrir las posibilidades que ofrecen las alturas, cuatro periodistas aventureras se reunieron en Alpe d'Huez: Amélie Letang, periodista de Le Bon Guide, una publicación del comparador de viajes y vuelos Easyvoyages, Lydia Ben Ytzhak, periodista de la emisora France Culture, especializada en temas científicos, Sophie Chanaron, jefa de redacción de Editiones de Serca, una publicación en temas relacionados con la montaña y quien viste y calza, Silvia Celi.

Primera etapa

Llegada al hotel Les Grandes Rousses, "las pelirrojas grandes" que no tienen nada que ver con unas mujeronas, como lo explica Celine Cayot, directora del local:

"El hotel lleva ese nombre porque desde aquí se ven las montañas que resplandecen cuando cae el sol y parece que se incendiaran".

Mojito del hotel Les Grandes Rousses.
Mojito del hotel Les Grandes Rousses. ®SilviaCeli/RFI

Después de haber terminado unos cocteles muy sabrosos y haber admirado la extraordinaria montaña desde la terraza del hotel, Bob Bruno, de la oficina de turismo del Alpe d’Huez, nos anunció la etapa siguiente.

Ensayo en bicicleta eléctrica

En coche, para que no nos cansáramos antes de tiempo, Bob nos llevó a Sarenne Sports la tienda de François y Brigitte que nos tenían preparadas unas sendas bicicletas eléctricas que nos ayudarían a subir la montaña sin mucho esfuerzo, dirigidas y protegidas por Charlie Garcin, monitor de bicicletas todo terreno.

Pero objetivo del ensayo era acostumbrarnos a las bicicletas para subir al día siguiente las 21 curvas que suben los ciclistas del Tour de Francia.

Sonrisa forzada y cálculo mental del peso de la bicicleta.
Sonrisa forzada y cálculo mental del peso de la bicicleta. ®

Después de dos caídas decidí abandonar el reto y mientras las tres colegas enfrentaban las curvas recorrí la ciudad.

Nuestra Señora de las Nieves

Además de las boutiques, en particular las que venden especialidades gastronómicas, se puede tomar sol al borde la piscina al aire libre, hacer peripecias sobre el hielo en la pista, también al exterior, o comer en alguno de los restaurantes de la ciudad.

Antes de iniciar la gran marcha...una costilla de res.
Antes de iniciar la gran marcha...una costilla de res. ®SilviaCeli/RFI

Es indispensable una visita a la iglesia Nuestra Señora de las Nieves, donde los jueves se puede escuchar un concierto de órgano:

"Este órgano fue construido hace cuarenta años. Su principal originalidad es su forma porque generalmente los muebles de órganos que vemos en las iglesias tienen los tubos alineados geométricamente, a veces llevan coronas de madera, pero este tiene una forma figurativa. Podemos ver que es una mano con los dedos dirigidos hacia el cielo. Es por eso que a veces lo llamamos “la mano de Dios”, explicó a RFI Jean Paul Imbert, profesor de órgano en Nuestra Señora de las Nieves

"El arte de su constructor, Jean Guillou, quien fue el gran organista de la iglesia de San Eustaquio, lamentablemente murió hace algunos meses, su arte, como decía, fue lograr que en esa forma original entraran todos los tubos necesarios para la expresión musical. No se ven, pero allí hay más de mil tubos. Organistas de todo el mundo vienen a tocar aquí porque aprecian sus colores sonoros”, añadió el profesor Imbert.

Órgano de la Iglesia Nuestra Señora de las Nieves.
Órgano de la Iglesia Nuestra Señora de las Nieves. ®SilviaCeli/RFI

Volviendo al desafío de las 21 curvas, quienes, como yo, no retan a los ciclistas del Tour de France, pueden relajarse en los spas de la ciudad. Fue lo que hice mientras llegaban nuestras campeonas, que interrogamos después la proeza:

“Pensé que sería incapaz de subir, pero con la ayuda de la bicicleta eléctrica es…easy, como dicen los ingleses. ¡Muy fácil! La gente que subía con bicicletas clásicas iban con la lengua afuera, mientras que nosotras hablábamos, veíamos el paisaje…es increíble como ayuda a subir. Con una bicicleta clásica no podría, a los quinientos metros creo que me habría caído, ¡pero con la eléctrica súper!", comentó Sophie Chanaron.

"No sé nada sobre bicicletas, pero fue muy interesante descubrir las vueltas del Tour de Francia son una bicicleta eléctrica porque da la impresión de que es muy fácil, pero no lo es para quienes suben con bicicletas clásicas", opinó por su lado Lydia Ben Ytzhak.

"La verdad es que íbamos con bicicletas eléctricas que nos ayudaron a subir las 21 vueltas. Con una bicicleta normal jamás lo habría logrado aunque yo practico bicicleta de vez en cuando, sobre todo durante las vacaciones. Pero subir esas vueltas no, porque es muy físico, pero con la ayuda de la bicicleta eléctrica es mucho más fácil", confirmó por su lado Amélie Letang.

Personalmente la bicicleta me pareció pesada y un poco grande para mi estatura. Además, pienso que el tamaño debe permitir posar totalmente los pies en el suelo pues de lo contrario, por lo menos en mi caso, cuando hay que detenerse se pierde el equilibrio.

En todo caso, ¡bravo chicas!

Las tres campeonas con el monitor Charlie Garcin.
Las tres campeonas con el monitor Charlie Garcin. ®

Bautizo en parapente

Un bautizo del que me salvé gracias a una tormenta con rayos y centellas. Pero cuando las chicas terminaron su reto Tour de France, ya el sol había salido y fueron directamente a la temida prueba aérea.

La aventura continúo con un bautizo en parapente al que escapé porque Sophie Chanaron tomo mi lugar.

“La verdad es que no quería experimentar el parapente, pero no me quedó otra opción porque tuve que remplazar a una persona (risas) pero bueno, te cuento que cuando la vela estaba lista mi corazón se puso a latir aceleradamente, entonces el entrenador te dice:   corra, corra más rápido y de pronto despegas y se te quita el miedo. Estás en el aire, es genial, todo es suave." comenta Sophie, más tranquila.

"Bueno, algunos hicieron piruetas en el aire, para mí fue un paseo aéreo. No es que me haya sentido como un pájaro. No sé, lo que sí sé es que me sentí en una dimensión totalmente desconocida, por lo menos para mí porque no lo había hecho nunca. Uno vuela por encima de los pueblos, las casas es otra perspectiva. Yo creo que lo volveré a hacer", confirma encantada.

Igual de contenta regresó Amélie.

"Como era la primera vez que lo hacía confieso que sentía cierta aprehensión porque uno no tiene idea de lo que debe hacer ni lo que va a suceder, cuando se estará en el aire o no. El entrenador le dice a uno: corre, uno corre, pero no sabe hasta cuándo va tener los pies en el suelo y de pronto, sin darnos cuenta, nos encontramos en el aire y entonces se tiene la impresión de ser un pájaro. A mí no me gustan las sensaciones fuertes o bruscas, pero el parapente no tiene nada que ver con eso, sobrevolamos el valle, la aldea, la iglesia, muy bello. Si uno no quiere sensaciones fuertes no tiene por qué tenerlas. Y en cuanto se quita el susto el resto es puro placer".

Un ave llamada Amélie.
Un ave llamada Amélie. ®

¿Y Lydia? Más feliz que Juan Salvador Gaviota. Su sueño durante esta aventura era descubrir el parapente y hacer piruetas.

La sonrisa de felicidad casi que da envidia.
La sonrisa de felicidad casi que da envidia. ®

Durante el verano la montaña también permite actividades como el alpinismo y el senderismo. Este último se puede practicar a cualquier edad. Sin embargo, como la naturaleza es caprichosa, cuando no se tiene la práctica, lo mejor es contratar a un experto como Luc Benoist que nos acompañó a caminar por los senderos montañosos de Alpe d’Huez. Un acompañante como Luc sabrá si el trayecto es demasiado largo o muy escarpado para una persona en particular, si hay riesgo de tormenta.

La montaña, como el mar, también presenta riesgos. Además, un conocedor como Luc, compartirá sus conocimientos sobre la fauna y la flora regional. Durante nuestro paseo, incluso nos propuso probar algunas frutillas, hierbas y hasta hongos que, por no conocerlos, quizás no habríamos probado de haber estado solas.

Luc Benoist, guía de montaña en los Alpes.
Luc Benoist, guía de montaña en los Alpes. ®

Luc conoce la montaña como la palma de su mano. Desde hace años constata como ha ido cambiando por causa del calentamiento global. Así que preguntamos al alcalde de Alpe d'Huez, Jean-Yves Noyrey, cómo enfrenta el cambio climático.

“En relación a la nieve y al cambio climático, nosotros ya anticipamos medidas. Hoy en día tenemos mucha nieve artificial y algo menos de nieve natural. Eso puede cambiar, pero puede empeorar. De manera que hemos logrado fabricar nieve para toda el área de esquí en un período de cinco días. Si entre noviembre y diciembre tenemos cinco días de frio podemos hacer nieve para todo el invierno, para todos los clientes y para todo el Alpe d’Huez. Eso lo logramos utilizando al mismo tiempo mucha energía y mucha agua y en un mínimo de tiempo", explicó a RFI el alcalde de la ciudad quien trabaja con otros actores para administrar el uso del agua.

"Claro que hace falta agua, en el Alpe d’Huez tenemos una reserva importante, pero estamos trabajando con una represa de la compañía eléctrica que nos permitirá tener agua suficiente en la medida en que la necesitemos para fabricar nieve a principios de la temporada de esquí".

La montaña, en general, es conocida por sus beneficios para la salud. A ella acuden asmáticos, niños que sufren de fibrosis cística, entre otros.

Además, la montaña nos recuerda que hay que hacer ejercicio.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.