Saltar al contenido principal

Implementan medidas judiciales excepcionales en Biarritz con vistas al G7

El ministro del Interior francés Christophe Castaner, acompañado por su secretario de Estado Laurent Nunez y el director de la Policía nacional Éric Morvan, escucha al fiscal de los Pirineos Atlánticos Éric Spitz, el 20 de agosto en Biarritz.
El ministro del Interior francés Christophe Castaner, acompañado por su secretario de Estado Laurent Nunez y el director de la Policía nacional Éric Morvan, escucha al fiscal de los Pirineos Atlánticos Éric Spitz, el 20 de agosto en Biarritz. IROZ GAIZKA / AFP

Las medidas de seguridad eran de prever a pocos días de la cumbre del G7 que se celebrará del 24 al 26 de agosto en Biarritz, en el suroeste de Francia. Pero en el ámbito judicial también se están implementando medidas inusuales.

Anuncios

Para la cumbre del G7, que se celebrará el próximo fin de semana en Biarritz, Francia, se prevé que un total de 13.200 policías y gendarmes estén movilizados, así como las fuerzas militares aéreas y marítimas. Un sistema de seguridad establecido conjuntamente con las autoridades españolas, en materia de efectivos y también de inteligencia, precisó Christophe Castaner, el ministro francés del Interior.

Castaner insiste en esta "cooperación excepcional"

Una cooperación necesaria, según el ministro, para limitar los disturbios, sobre todo en el contexto del contra-G7 previsto en Hendaya, a pocos kilómetros de Biarritz: "Debe tener lugar libremente, en buenas condiciones de seguridad y de acuerdo con el orden público. No permitiremos ningún disturbio. Nuestro objetivo es permitir la dispersión inmediata de las reuniones y la rápida detención de los alborotadores".

Las autoridades temen la presencia de grupos violentos. Para evitarlo, un amplio perímetro de seguridad fue instalado alrededor y en la ciudad de Biarritz.

Dispositivo excepcional en el plano judicial

En el plano judicial, el sistema también es excepcional. Magistrados, abogados, infraestructuras para las personas detenidas... Es una verdadera "ciudad efímera de justicia" que sale de tierra.

Del lado de los abogados, el personal de la sede penal del departamento de los Pirineos Atlánticos se multiplicará por diez para hacer frente a los posibles disturbios. De hecho, el Colegio de Abogados de Bayona, que normalmente cuenta con ocho abogados de guardia, aumentará a 70 durante el fin de semana del G7. Lo mismo ocurre con los jueces, con refuerzos previstos.

Se trata pues de anticipar la posible llegada de black blocks, de "chalecos amarillos" o incluso de nacionalistas vascos. En la casa de los abogados de Bayona, un dormitorio y una ducha fueron instalados. Y estructuras prefabricadas fueron colocadas detrás del palacio de justicia para alojar a los detenidos.

El personal movilizado también ha recibido una formación especial sobre las nuevas normas de prohibición administrativa de manifestar. Las autoridades prevén unas 400 detenciones preventivas por día.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.