Saltar al contenido principal
Francia

Francia: Brigitte Macron vuelve a la escuela para dar clases para adultos

Brigitte Macron a la salida de la escuela para adultos en Clichy-Sous-Bois, el 16 de septiembre de 2019.
Brigitte Macron a la salida de la escuela para adultos en Clichy-Sous-Bois, el 16 de septiembre de 2019. Fuente: AFP.

La primera dama de Francia, Brigitte Macron, de 66 años, regresa a las aulas. Ha creado un proyecto educativo para adultos que han abandonado la escuela, el Instituto Vocacional para el Empleo (Live), y enseñará francés y literatura una o dos veces al mes a personas desempleadas de 25 a 48 años.

Anuncios

Veintiséis años después de conocer a Emmanuel Macron en el Lycée Providence de Amiens (norte), donde el actual presidente era su estudiante de teatro cuando tenía 15 años, Brigitte vuelve a la escuela. La primera dama inauguró el lunes la primera unidad de este proyecto de educación de adultos en Clichy-sous-Bois, a 24 kilómetros de París. Un segundo establecimiento abrirá sus puertas en los próximos meses en las afueras de Valence (sureste).

Para preparar su regreso a la educación, Brigitte Macron hizo una decena de visitas a Clichy-sous-Bois y participó en el desarrollo del programa con todo el equipo educativo. Esta ciudad del departamento de Seine-Saint-Denis, al norte de la región parisina, es una de las más pobres de Francia, con una elevada tasa de desempleo (22%).

La localidad se hizo conocida internacionalmente después de una ola de violencia que duró varias semanas, en 2005, después de que dos adolescentes murieran mientras huían de una persecución policial. El municipio ha recibido miles de euros de inversión desde entonces, pero la situación de los que han abandonado la escuela y, por lo tanto, no pueden encontrar trabajo ni desarrollar una actividad autónoma sigue sin resolverse.

La mayoría de los estudiantes son mujeres

El instituto de enseñanza diseñado por la primera dama francesa ofrecerá 35 horas de clases y talleres temáticos semanales para adultos no cualificados, en un programa de 9 meses de duración.

La primera clase reúne a 56 estudiantes previamente seleccionados, que han abandonado la escuela y que durante los últimos dos años no figuraban en los registros de las oficinas de desempleo. La mayoría son mujeres (77%) jefas de familia. Los estudiantes tomarán cursos de matemáticas, francés, literatura, inglés, historia y la "clase magistral" con la esposa del presidente de la República, que es también el director-presidente del comité pedagógico. Durante los nueve meses de entrenamiento, atletas, artistas y personalidades intervendrán puntualmente.

Para animar a los adultos recalcitrantes a creer en la importancia de la educación, los estudiantes que no falten a clase recibirán un premio de 1.000 euros al final de su educación, además de su diploma. La primera dama también prometió una visita VIP al Palacio del Elíseo.

A Brigitte Macron siempre le ha gustado enseñar. Fue profesora de francés, latín, literatura y teatro de 1986 a 2015, cuando interrumpió su carrera para acompañar el ascenso político del actual presidente. Los exalumnos se refieren a ella como una profesora cautivadora, abierta y competente, atenta al potencial de los alumnos.

Financiación privada

El proyecto Live está financiado por el grupo de marcas de lujo LVMH (Louis Vuitton, Christian Dior, Fendi, Sephora, etc.), del empresario francés Bernard Arnault, segundo hombre más rico del mundo, con una fortuna estimada en 103.000 millones de dólares, según la revista Forbes. La propuesta fue bien recibida por los profesionales de la educación y está pensada para convertirse en una política pública si da buenos resultados.

Eric Charbonnier, experto en educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señala que Francia está retrasada en la escolarización de adultos. Los cursos existentes están bien diseñados, pero el Estado no invierte lo suficiente en su extensión en las zonas necesitadas. La ministra del Trabajo, Muriel Pénicaud, dijo que el país necesita este tipo de iniciativas para alentar a las personas que han sido excluidas del sistema tradicional. Los ex ministros socialistas Vincent Peillon y Najat Vallaud-Belkacem, del gobierno de François Hollande, han implementado exitosas políticas de educación de adultos, pero aún queda mucho por hacer.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.