Saltar al contenido principal
Francia hoy

Francia ensaya el escenario de Brexit en Calais

Audio 19:55
Aduana de Calais durante uno de los ensayos del Brexit
Aduana de Calais durante uno de los ensayos del Brexit AFP Photos/Denis Charlet

Francia experimenta un sistema para evitar colas en la frontera cuando el Brexit sea una realidad. Con acuerdo o sin él, la salida del Reino Unido de la Unión Europea tendrá numerosas consecuencias en la gestión del flujo de personas y mercancías en la frontera franco-británica y el Gobierno francés acelera los preparativos para hacer frente a todos los escenarios.

Anuncios

Puerto de Calais, noroeste de Francia, enero de 2020.  El Brexit ya es una realidad. Reino Unido no forma parte de la Unión Europea y Francia ha reestablecido todo su sistema aduanero para hacer los trámites antes de cruzar el canal de la Mancha. En realidad, esta situación muy probable en el futuro a corto plazo es un ensayo en condiciones reales de lo que será el escenario del Brexit. Francia y la Unión Europea se preparan ya y emulan las condiciones del divorcio con el Reino Unido en sus fronteras: en aeropuertos, puertos y en el Eurotúnel. Sólo por el puerto de Calais pasan 4 millones de ellos cada año.

En un buen día soleado desde las playas de Calais pueden llegar a atisbarse los célebres acantilados de la ciudad inglesa de  Dover. Sólo 33 kilómetros separan las dos orillas del Canal. Una escasa distancia que metafóricamente, con la llegada del Brexit, podría tardar horas en recorrerse y desatar el caos.

Es por ello que Francia realiza ensayos para mitigar esta circunstancia que de momento, sigue revistiendo la máxima incertidumbre, tanta como el propio desenlace del Brexit. Los franceses han contratado a centenares de nuevos agentes de aduanas, han construido aparcamientos y edificios adicionales para la burocracia fronteriza, que incluye controles sanitarios y fitosanitarios sobre los productos.

La clave para mitigar en lo posible el previsto caos en Calais es lo que los franceses denominan “frontera inteligente” o “desmaterialización de las aduanas”. Se trata de usar la tecnología digital para acelerar los trámites aduaneros y garantizar el flujo continuo de camiones. Habrá dos vías, la lenta y la rápida o fast-track. Por la segunda circularán quienes hayan sido previsores y cumplimentado con antelación los requisitos administrativos y el pago de impuestos y aranceles. Ellos obtendrán un código de barras y lo colocarán en el parabrisas. Eso, más la lectura de las matrículas, debe hacer que el embarque hacia Gran Bretaña, y al revés, sea veloz. Habrá controles aleatorios de verificación.

Asesoría a empresas

El Gobierno ha habilitado una página web específica -brexit.gouv.fr- para informar de las consecuencias del brexit en los diferentes sectores de actividad y el ministro de Cuentas Públicas confía en que la mayoría de las 100.000 compañías francesas que trabajan con el Reino Unido lo tengan todo a punto el 31 de octubre.

Los preparativos, sin embargo, siguen presentando muchos puntos sin concretar si se echa un vistazo a la web informativa del Gobierno. Para las empresas, un auténtico quebradero de cabeza realizar un plan de contingencia sin saber sobre seguro cómo acabará el interminable culebrón del Brexit. El hehco en sí de elaborar un plan de este tipo con stocks tiene sus costes.
La cuenta atrás está cargada de incertidumbres. Los gobiernos se preparan sin saber si un acuerdo puede llegar en el último segundo o si el abismo puede confirmarse. El enredo del Brexit tiene todavía una larga sombra de consecuencias tanto para empresas como para los estados que todavía es dificil de calibrar. 
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.