Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

Se inaugura la primera central fotovoltaica flotante de Francia con 47.000 paneles solares

La central fotovoltaica flotante de Piolenc.
La central fotovoltaica flotante de Piolenc. Gérard JULIEN / AFP

La primera central fotovoltaica flotante de Francia, y la más potente de Europa, se inaugura este viernes en Piolenc, en el departamento de Vaucluse (sur de Francia). Esta planta, que ya funciona desde hace unas semanas, será capaz de producir energía 100% renovable para abastecer de electricidad a 4.733 hogares, es decir, a casi 10.000 personas.

Anuncios

Hasta ahora, el municipio de Piolenc era conocido por su fiesta del ajo. En cuanto a su lago artificial de 50 hectáreas, en el sitio de una antigua cantera, los bancos eran demasiado peligrosos para convertirlo en un centro de atracción y recreación.

Hace diez años surgió una idea bastante loca: cubrir esta superficie con paneles solares para construir una central fotovoltaica flotante.

47.000 paneles flotantes

Al alquilar su lago a la empresa de energía verde Akuo Energy, el municipio recibe 25.000 euros al año por un período de 50 años. La electricidad producida se venderá al proveedor alternativo Plüm Energie, especializado en energías renovables, a un precio de 62,50 euros por kw/h, es decir mucho menos que la electricidad nuclear.

En total, 47.000 paneles solares flotantes fueron instalados. "La energía solar flotante no deja marcas en el suelo a largo plazo, y no genera contaminación del agua. Con el paso de los años, los peces se asentarán allí, la fauna y la flora se desarrollarán", comenta Louis Driey, el alcalde de Piolenc, al diario Le Parisien.

Mayor eficiencia

Pero sobre todo, gracias a los rayos del sol en el agua, la eficiencia de estos paneles flotantes es mayor que la de los terrestres: "El agua enfría los paneles y mejora su eficiencia entre un 5 y un 10% en comparación con los paneles solares convencionales", explica Nicolas Maccioni, director de Asuntos Públicos de Akuo.

Los habitantes del municipio fueron rápidamente seducidos por el proyecto, que también prevé transformar la zona: tres hectáreas de tierra alrededor del lago serán dedicados a la agricultura orgánica y a la horticultura.

La empresa Akuo estima que si se instalaran centrales flotantes en todos los lagos artificiales y las represas de Francia, se podría producir electricidad para diez millones de personas. Varios proyectos se están desarrollando en el país galo, mientras unos 160 ya existen en el mundo, especialmente en Asia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.