Saltar al contenido principal
Francia

Más del 40% de los musulmanes afirman haber sido discriminados en Francia

Una mujer sostiene un cartel que dice "No toques mi velo" en medio de un nuevo debate sobre el uso del pañuelo islámico en el espacio público, el 19 de octubre de 2019 en París.
Una mujer sostiene un cartel que dice "No toques mi velo" en medio de un nuevo debate sobre el uso del pañuelo islámico en el espacio público, el 19 de octubre de 2019 en París. Fuente: AFP.

El 42% de los musulmanes que viven en Francia aseguran haber sido objeto de al menos una forma de discriminación relacionada con su religión. Esta proporción es superior entre las mujeres que utilizan velo, de acuerdo con el sondeo publicado este miércoles. Una marcha para “parar la islamofobia” divide a la izquierda.

Anuncios

La discriminación y las agresiones contra los musulmanes en Francia son minoritarios a diario, pero más frecuentes que en el resto de la población, según una encuesta de Ifop para Dilcrah y la Fundación Jean-Jaurès publicada el miércoles.

Según este estudio, el 42% de los musulmanes que viven en Francia afirman haber sido objeto de al menos una forma de discriminación relacionada con su religión al menos una vez en su vida.

La encuestadora puso a prueba diferentes ámbitos posibles de discriminación: "durante un control" por parte de la policía (13%), "durante la búsqueda de empleo" (17%), vivienda (14%).

En particular, el estudio realizado para la Delegación Interministerial de Lucha contra el Racismo, el Antisemitismo y el Odio Anti-LGBT (Dilcrah) y la Fundación Jean Jaurès señala que la discriminación afecta a las personas de 30 a 40 años y a las mujeres en mayor medida (46%, frente al 38% de los hombres).

Además, el 60% de las mujeres que a menudo llevan el velo han sido discriminadas al menos una vez en su vida. Pero el 44% de las mujeres que nunca llevan un pañuelo en la cabeza también se han visto afectadas.

Las mujeres son mucho más discriminadas en la búsqueda de empleo, especialmente cuando utilizan el velo islámico.

Otras enseñanzas de este estudio: uno de cada cuatro musulmanes (24%) declara haber enfrentado agresiones verbales a lo largo de su vida, en comparación con el 9% de los no musulmanes. Además, el 7% de los musulmanes fueron agredidos físicamente (en comparación con el 3% del resto de la población). Hecho notable: el 37% de las mujeres que usaban el velo afirman haber sido objeto de insultos o difamaciones.

Sólo en los últimos cinco años, el 40% de los musulmanes creen que han sido objeto de comportamientos racistas (frente al 17% de los no musulmanes). Entre ellos, el 16% se debe a la religión y el 15% al color de la piel.

Divisiones por la marcha “Paren la islamofobia”

Tras el ataque a una mezquita en Bayona y en momentos en que resurge el debate sobre el velo islámico en el espacio público, unas 50 personalidades públicas han convocado este domingo a una marcha en París bajo la consigna “Paren la islamofobia”.

El llamado ha generado divisiones en la izquierda francesa tanto por algunos de sus organizadores, acusados de estar vinculados a la cofradía radical de los Hermanos Musulmanes, así como por el término islamofobia, recusado por quienes ven un intento de impedir la crítica de la religión y rehabilitar el delito de blasfemia.

El Partido Socialista indicó en un comunicado "no participará en la manifestación del 10 de noviembre" en París contra la islamofobia, porque "no queremos asociarnos con algunos de los iniciadores de la llamada".

"No nos reconocemos en sus palabras clave que presentan las leyes laicas en vigor como ‘liberticidas’", dice una resolución del Partido Socialista, adoptada el martes por la noche por su Oficina Nacional.

Entre las personalidades que convocan a la marcha en París se encuentran el líder de la Francia Insumisa Jean-Luc Mélenchon, el Secretario General de la CGT Philippe Martinez, la periodista y activista Rokhaya Diallo, el abogado Arié Alimi, la periodista Aida Touihri y Esther Benbassa, senadora ecologista de París.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.