Saltar al contenido principal
CORONAVIRUS - FRANCIA

Los franceses vuelven a los restaurantes bajo condiciones

En París y las demás zonas naranjas, sólo las terrazas de los restaurantes podrán abrir por el momento.
En París y las demás zonas naranjas, sólo las terrazas de los restaurantes podrán abrir por el momento. REUTERS - Gonzalo Fuentes

Francia da un paso más hacia el regreso a la normalidad con la reapertura el próximo 2 de junio de sus restaurantes y cafés, bajo estrictas medidas de precaución para evitar un rebrote de la epidemia de coronavirus. También se espera una reapertura de las fronteras interiores de la Unión Europea para el 15 de junio.

Anuncios

Francia, que suma hasta la fecha cerca de 29.000 muertos por la Covid-19, registra desde hace unas semanas un descenso del número de decesos y casos graves, una tendencia que persiste pese a la flexibilización del confinamiento.

"Aunque debemos permanecer prudentes, las noticias son buenas en el ámbito de la salud", dijo este jueves el primer ministro, Édouard Philippe, al presentar la segunda fase de desconfinamiento que entrará en vigor el 2 de junio.

Ante la urgencia de reactivar la economía, que según los peores escenarios podría experimentar una caída de casi 20% del PIB en el segundo trimestre, el gobierno autorizó a los restaurantes, cafés y bares reabrir sus puertas tras un cierre de más de dos meses.

Numerosas reglas para los cafés y restaurantes

"En vista de la evolución en materia sanitaria, los restaurantes, bares y cafés podrán reabrir en todos los departamentos a partir del 2 de junio, pero lo harán con restricciones temporales en las zonas naranjas", anunció el jefe de gobierno.

En las zonas naranjas (Ile-de-France -París-, Guayana Francesa y Mayotte), anteriormente rojas, los indicadores han mejorado pero no lo suficiente para que sean consideradas zonas verdes. En estos departamentos, se podrá servir únicamente en las terrazas.

En todo caso, habrá que seguir una serie de recomendaciones, que se esté en zona verde o naranja. "Las personas que hayan elegido cenar o almorzar juntas podrán sentarse en la misma mesa hasta un máximo de 10 por mesa", dijo Édouard Philippe. Las mesas deberán estar al menos a un metro de distancia. El consumo "de pie en el interior" del restaurante estará prohibido.

"El uso de mascarillas será obligatorio para todo el personal en el comedor y la cocina y para los clientes cuando estén en movimiento", precisó el primer ministro, lo que supone que los clientes deberán llevar una al entrar en el establecimiento, al ir al baño o al pagar la cuenta.

Los espacios interiores también serán acondicionados para evitar que meseros y clientes se choquen entre sí. Alcohol en gel tendrá que estar disponible. También habrá que repensar la manera de presentar el menú (virtualmente, en una pizarra…) y la manera de pagar la cuenta (con el menor contacto posible).

Desplazamientos en Francia y fuera

Los 67 millones de franceses, que desde el 11 de mayo sólo podían viajar en un radio inferior a 100 kilómetros de su domicilio, podrán circular libremente por todo el territorio. "La libertad será la regla y la restricción la excepción", señaló Édouard Philippe.

   

Para volver a recibir turistas, Francia deberá esperar al menos hasta el 15 de junio, fecha en la que el Ejecutivo espera una reapertura de las fronteras interiores de la Unión Europea. No está previsto imponer una cuarentena a los viajeros, aunque "aplicaremos la reciprocidad" si algunos países imponen una cuarentena de 14 días a los franceses, apuntó el primer ministro.

En cuanto a las fronteras exteriores, "la decisión se tomará colectivamente con todos los países europeos hacia el 15 de junio", añadió. El aeropuerto parisino de Orly, cerrado desde el 31 de marzo, reanudará sus vuelos comerciales a partir del 26 de junio.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.