Saltar al contenido principal
Irán y el acuerdo nuclear

"Un paso importante" para Occidente, un "error histórico" según Israel

Para el canciller francés Laurent Fabius (abrazado a su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif), el acuerdo "confirma el derecho de Irán a producir energía atómica civil pero excluye cualquier acceso al arma nuclear".
Para el canciller francés Laurent Fabius (abrazado a su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif), el acuerdo "confirma el derecho de Irán a producir energía atómica civil pero excluye cualquier acceso al arma nuclear". REUTERS/Denis Balibouse

Para las grandes potencias, el acuerdo en Ginebra entre Teherán y el grupo 5+1 es “un primer paso” para impedir que Irán fabrique la bomba atómica. El régimen islámico canta victoria porque se reconoce su derecho a producir energía atómica con fines civiles mientras que Israel, más aislado que nunca, advierte que es un “error histórico”.

Anuncios

Tras conocerse el acuerdo, logrado en Ginebra en la madrugada de este domingo, el presidente iraní Hassan Rohani felicitó el texto que, según él, reconoce “el derecho de Irán al enriquecimiento en suelo iraní”. En un mensaje dirigido a la nación, el líder iraní saludó, igualmente, que las grandes potencias hubieran reconocido los derechos nucleares de Irán. “Este reconocimiento por parte de las grandes potencias y la eliminación de todas las barreras a dicho reconocimiento tiene un gran significado para la nación iraní”, afirmó Rohani.

Desde Washington, Moscú, París, Pekín, Londres y Berlín (los integrantes del Grupo 5+1) llega el sonido de los aplausos tras el primer acuerdo alcanzado en diez años con Irán para resolver el caso de su programa nuclear, y cuyo parto se produjo este domingo en la madrugada de Ginebra.

Todos los mandatarios sin embargo intentan dejar sentado que esto es un “importante primer paso” como señalo el jefe de la Casa Blanca Barack Obama, “una etapa hacia el cese del programa militar nuclear iraní”, según el presidente francés François Hollande, o como insistió Vladimir Putin desde la capital rusa, se ha logrado “un gran avance, pero solo el primero en un largo y difícil camino".

Tras más de cuatro días de intensas negociaciones, Irán se comprometió a aceptar limitar su programa nuclear a cambio de la reducción parcial de las sanciones económicas que asfixian al país. Estos son los principales puntos del acuerdo:

Irán:
- Acepta detener todo "enriquecimiento (de uranio) por encima del 5%”.
- Se compromete a neutralizar su stock de uranio enriquecido al 20%, diluyéndolo.
- No fabricará nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio, y detendrá el proceso de activación del reactor de agua pesada de Arak, que en un principio debía producir plutonio.
- Autorizará inspecciones diarias de la Agencia Internacional de la Energía Atómica y facilitará información sobre su reactor de Arak.

A cambio, el Grupo 5+1:
- Durante los seis meses que dura el acuerdo no impondrán nuevas sanciones.
- Autorizará un alivio de las sanciones por un valor de 7.000 millones de dólares. Se desbloquearán 4.200 millones de dólares de ventas de petróleo iraní.
- La mayor parte de las sanciones comerciales y financieras impuestas por Estados Unidos seguirán en vigor, al igual que todas las adoptadas por la ONU.

Desde Teherán, el acuerdo fue interpretado como una gran victoria. El presidente Hasan Rohani estimó que "fue aceptado por todos los países de la comunidad internacional el derecho iraní a enriquecer uranio en su territorio". Una afirmación que puso de manifiesto la primera ambigüedad del texto alcanzado puesto que, inmediatamente, el canciller estadounidense John Kerry le respondió que el texto "no dice que Irán tenga derecho al enriquecimiento (de uranio) digan lo que digan ciertas interpretaciones".

La única voz de protesta que se alzo este domingo contra el acuerdo vino de Israel, que quedó fuertemente aislado frente a la nueva política de acercamiento entre Occidente y el régimen islámico. "Lo que se cerró en Ginebra no es un acuerdo histórico, sino un error histórico", declaró este domingo el primer ministro Benjamin Netanyahu quien recordó que "el régimen iraní se ha comprometido a destruir Israel", oficiosamente la única potencia nuclear de Medio Oriente. "Israel no está atado por este acuerdo", insistió el premier y advirtió que “Irán hace concesiones cosméticas que podrá dar vuelta fácilmente en unas semanas y por las cuales va a recibir miles de millones de dólares.”

De todas maneras, para los expertos, este acuerdo constituye un avance, ya que establece una gama más importante de obligaciones y verificaciones sobre el programa nuclear iraní, incluso si la ambigüedad en algunos puntos, como el del derecho a enriquecer uranio permite diferentes interpretaciones.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.