Saltar al contenido principal
IRAN / ACUERDO NUCLEAR

Teherán libera prisioneros ante el inminente levantamiento de las sanciones económicas

El periodista del Washington Post acusado de espionaje, Jason Rezaian, es uno de los presos liberados este 16 de enero de 2016 por Teherán ante la inminente puesta en marcha del acuerdo nuclear.
El periodista del Washington Post acusado de espionaje, Jason Rezaian, es uno de los presos liberados este 16 de enero de 2016 por Teherán ante la inminente puesta en marcha del acuerdo nuclear. REUTERS/Zoeann Murphy/The Washington Post

A pocas horas de la puesta en marcha oficial del acuerdo nuclear entre Teherán y las grandes potenciales mundiales, la justicia iraní anunció la liberación de cuatro presos binacionales. Entre ellos figura el periodista del Washington Post, Jason Rezaian. La aplicación del acuerdo nuclear permitirá el levantamiento de las sanciones económicas contra la república islámica.

Anuncios

"Hoy se levantarán las sanciones" contra Irán, aseguró este sábado el canciller iraní Mohammad Javad Zarif. O quizás mañana.

Lo cierto es que los dos artífices del acuerdo nuclear entre Teherán y las grandes potencias, el jefe de la diplomacia iraní y su par estadounidense, John Kerry, ya están en Viena para finalizar la puesta en marcha de dicho acuerdo que prevé el levantamiento de las sanciones económicas y financieras que pesan contra la República islámica.

Este sábado, en antesala del esperado anuncio oficial, la justicia iraní liberó a cuatro prisioneros irano-estadounidenses, entre ellos el periodista del Washington Post acusado de espionaje, Jason Rezaian, y el pastor Said Abedini, en el marco de un canje de reos. Estados Unidos por su parte liberará a siete presos iraníes encarcelados en su territorio, afirmó una fuente cercana a las negociaciones citada el sábado por la televisión pública iraní.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry (izq.) y su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif (der.) en Viena este sábado 16 de enero de 2016.
El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry (izq.) y su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif (der.) en Viena este sábado 16 de enero de 2016. REUTERS/Kevin Lamarque

El esperado informe de la Agencia atómica

La ceremonia oficial de entrada en aplicación del histórico acuerdo nuclear tendrá lugar este sábado, aseguran los medios iraníes aunque no excluyen que sea el domingo. Todo depende de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) que debe confirmar formalmente que Teherán ha cumplido con sus promesas en materia de retirada nuclear.

La AIEA debe acreditar que la República islámica ha reducido, como prometido, el número de sus centrífugas que permiten enriquecer uranio y que ha desplazado hacia el exterior la mayor parte de sus reservas de uranio poco enriquecido susceptible de ser concentrado para un uso en armas nucleares. Teherán ya cumplió con esta última obligación, escribe el diario francés Les Echos, al enviar "buena parte de estas reservas a Rusia", así como cumplió con su compromiso de "retirar el corazón del reactor de agua pesada en Arak, una de sus instalaciones más controvertidas". Se publicará un informe de la agencia atómica en este sentido "probablemente" este sábado, indicaron fuentes diplomáticas en Viena.

Las sanciones se levantarán progresivamente

De ser así, Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas procederán al levantamiento controlado de las sanciones económicas y financieras internacionales que frenan la economía iraní. Dichas sanciones pesan actualmente contra una "amplia lista de bancos, grupos petroleros y gasísticos y que representan miles de millones de euros de haberes iraníes bloqueados en el extranjero", explica el periódico francés La Tribune.

Los inversores internacionales se están preparando desde hace meses para volver a Irán, un país de 77 millones de habitantes con muchos jóvenes y una clase media ávida de productos occidentales, pero sobretodo con la cuarta reserva de petróleo del mundo y la segunda reserva mundial de gas. Irán podrá entre otras cosas volver a exportar libremente su crudo en los mercados internacionales. Pero el levantamiento integral de las sanciones se escalonará en los próximos diez años y durante 15 años estas medidas podrán ser restablecidas en caso de no respecto del acuerdo por parte de Irán. Y quedarán vigentes los embargos de Naciones Unidas sobre las armas convencionales y los misiles balísticos hasta 2020 y 2023 respectivamente, explica Les Echos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.