Saltar al contenido principal
CIBERATAQUE

UE reconoce su debilidad ante los ciberataques

La Unión Europea reconoció este jueves que su protección contra los ciberataques es insuficiente y destinará 10.800 millones suplementarios a protegerse. El ciberataque mundial del tipo 'ramsomware', que se inició en Rusia y Ucrania, parecía contenido el miércoles tras haber afectado a miles de ordenadores 

Anuncios

La Unión Europea reconoció este jueves que su protección contra los ciberataques es insuficiente y destinará 10.800 millones suplementarios a protegerse, anunció el comisario europeo de cuestiones de seguridad, Julian King. "Nuestra dependencia de internet, de los aparatos y de las tecnologías conectadas supera de momento nuestra capacidad para protegernos, y tenemos que protegernos", afirmó en una rueda de prensa en Bruselas.

También anunció que el ejecutivo europeo destinará 10.800 millones de euros suplementarios a 14 miembros de la UE para mejorar su protección. También reforzará la unidad de cibercrimen de Europol. King anunció que la UE empezará en septiembre a revisar su "estrategia de ciberseguridad" con nuevas medidas.
 

Nuevo ciberataque

El martes un nuvo ciberataque volvió a hacer saltar las alarmas. La magnitud de los daños de este nuevo ciberataque parece mínima respecto a los centenares de miles de víctimas que causó WannaCry a principios de mayo. Sin embargo el virus, que bloquea ordenadores hasta el pago de un rescate de 300 dólares en moneda virtual, afectó los controles en el sitio del accidente nuclear de Chernóbil, el aeropuerto del Kiev, el puerto de Bombay o las oficinas de multinacionales de todo el mundo.

Más de 2.000 usuarios se han visto afectados, esencialmente en Ucrania y Rusia, según Kaspersky Labs. Este especialista de la seguridad informática basado en Rusia había estimado que este programa de secuestro ('ramsomware', de ramsom: rescate) no era una nueva versión como se pensaba del virus Petya, citado por varios especialistas y que ya operó al año pasado, sino un nuevo tipo de virus.

Según Microsoft, una oleada de ataques "utiliza varias técnicas para propagarse", incluyendo una falla de Windows para la que el grupo ya había difundido una actualización de seguridad.

El ataque, que comenzó contra empresas ucranianas y la petrolera rusa Rosneft, afectó luego en Europa a otras compañías mundiales como el transportista marítimo danés Maersk, el grupo alemán Beiersdorf, el laboratorio estadounidense Merck, el grupo francés de materiales de construcción Saint-Gobain, o el publicista británico WPP.

 

Debilidades existentes

El pasado 12 de mayo, otro 'ransomware', el virus Wannacry, afectó a cientos de miles de ordenadores en el mundo entero, y paralizó los servicios de salud británicos (NHS), así como las fábricas del gigante automovilístico francés Renault. Los autores de este programa también pedían un rescate para desbloquear los ordenadores.

 Un mes y medio más tarde, el nuevo ataque recuerda que la ciberseguridad siguen constituyendo un desafío para las empresas del sector.
   

"El ataque que el mundo conoce en este momento es un ataque industrialziado y automatizado basado en un análisis muy, muy inteligente de las redes para detectar las debilidades existentes" dijo el martes el secretario de Estado francés del sector Digital, Mounir Mahjoubi, durante un viaje a nueva York.
En Ucrania, el primer ministro, Volodymyr Groïsman, habló de un ataque "sin precedentes".

 

(Con agencias)
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.