Saltar al contenido principal
REVISTAS DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 9 de agosto de 2017

Huevos en Holanda.
Huevos en Holanda. REUTERS/Francois Lenoir

Anuncios

Le Monde y Les Echos destacan hoy en primera plana el escándalo de los huevos contaminados. "El escándalo sanitario del verano" dice Les Echos. "El nuevo escándalo alimentario a nivel europeo", comenta Le Monde. Porque en efecto, no es la primera vez que se descubre que los europeos han consumido productos nocivos para la salud o que se descubren engaños en la composición de los alimentos. Ya hubo el escándalo de la "vaca loca", el de la carne de caballo que se vendía como carne de res, el de las tortas de chocolate con rastros de materias fecales y otros cuantos. En esta ocasión el epicentro se sitúa en Bélgica y en Holanda de donde salieron huevos contaminados con fipronil, un insecticida que, según explica Le Monde, es utilizado por los veterinarios para tratar los piojos y las garrapatas de los animales domésticos pero que está prohibido para el consumo humano. Los huevos fueron exportados a Alemania, Francia, Gran Bretaña, Suecia y Suiza. En Francia no se vendieron directamente al consumidor sino que fueron adquiridos por cinco empresas que fabrican alimentos precocidos y que utilizaron esos huevos como ingredientes. "200 toneladas de alimentos salieron de esas empresas al mercado", revela Le Monde y advierte que se sospecha que la carne de pollo también podría estar contaminada.

Otro tema destacado por Le Monde es la ola migratoria. El vespertino publica en primera plana la foto de una embarcación repleta de inmigrantes frente a las costas libias y en el titular afirma que se está intentando criminalizar a las ONG que ayudan a los inmigrantes. El presidente de la seccional italiana de Médicos Sin Fronteras anunció que no va a firmar el código de conducta impuesto por Roma porque pretende que el trabajo de las ONG sea vigilado por la policía y “eso equivale a asimilarlo a una actividad criminal”, sostiene el representante de MSF citado por Le Monde. En su editorial, el diario insiste una vez más en que Europa va a tener que acostumbrarse a la inmigración que es un fenómeno ineluctable, sobre todo teniendo en cuenta el crecimiento demográfico acelerado de África y las difíciles condiciones de vida en ese continente, en contraste con el declive demográfico de Europa y las mejores condiciones de vida que ofrece el Viejo Continente.

Libération publica en portada una enorme caricatura de la reina Isabel, la primera ministra Teresa May y el ministro de Exteriores Boris Johnson cruzando una calle y dirigiéndose hacia donde una flecha señala el camino de Europa, con un titular en el que se pregunta si los británicos se van para después volver, si pueden llegar a arrepentirse del Brexit y finalmente dar marcha atrás y regresar a la Unión Europea. "Gran Bretaña empieza a sentir los efectos del Brexit, los economistas prevén que el crecimiento económico se verá afectado", escribe el tabloide pero advierte que en caso de que Londres dé marcha atrás, la Unión Europea se lo haría pagar muy caro.

Por otra parte y también en primera plana, Libération anuncia que hoy los diputados franceses deberían aprobar definitivamente la ley de "moralización de la política" que pretende acabar con ciertas prácticas poco éticas de los parlamentarios, como el hecho de dar empleos ficticios en el Congreso a sus familiares. "La ley está bien, pero hubiera podido ser mejor, es apenas un granito de arena para restablecer la confianza de los electores", comenta el tabloide.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.