Saltar al contenido principal
REVISTAS DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 18 de agosto de 2017

Policías evacuando la zona de las Ramblas, en Barcelona.
Policías evacuando la zona de las Ramblas, en Barcelona. Reuters

Anuncios

Por supuesto Barcelona acapara las primeras planas de la prensa francesa. "Barcelona ensangrentada por un ataque terrorista" titula L'Humanité. "Terror en las Ramblas", dice el titular de Libération. Les Echos subraya que el terrorismo islámico ha golpeado a una de las ciudades más turísticas de Europa. Le Figaro comenta en su editorial que una vez más el blanco escogido por los islamistas es un "símbolo de nuestras sociedades libres y festivas" y dice que seguramente para los yihadistas tiene un significado particular porque Las Ramblas, la avenida más concurrida de la ciudad donde tuvo lugar el primer atentado es un nombre de origen árabe que viene de la palabra "ramls" que significa arena en árabe, lo que se explica porque hasta 1492 Barcelona formaba parte del territorio de Al Andalus que los yihadistas pretenden reconquistar cinco siglos después como parte del califato que quieren reconstruir. "En Niza, Berlín y Londres los terroristas han escogido cada vez un lugar emblemático para causar mayor impacto", escribe el editorialista y agrega que el trauma causado por estos ataques es aún mayor en la medida en que ese tipo de atentados son prácticamente imparables y totalmente imprevisibles. Recuerda por otra parte que el grupo Estado Islámico ordenó a todos "los soldados del califato matar infieles utilizando cualquier arma: una piedra, un cuchillo, un automóvil o un camión" y termina diciendo que aunque los yihadistas están siendo derrotados en Iraq y en Siria, su ideología seguramente no va a morir en las arenas de la antigua Mesopotamia, de manera que para Europa esto podría ser simplemente el comienzo de "un terrible reflujo yihadista". Una hipótesis que produce escalofríos.

Pero el editorialista de Libération es menos pesimista. Coincide sin embargo con el del Figaro en subrayar que una vez más, el blanco de los terroristas es un símbolo de la alegría de vivir, un símbolo de la civilización occidental porque Barcelona -dice-, "es una de las capitales de la libertad, Barcelona insurgente de 1936, Barcelona escenario de la movida en el post-franquismo, Barcelona emblema de una Europa de paz" y hace notar que a pesar de la sangre derramada en esos atentados ciegos, los terroristas no consiguen nada aparte de sembrar el terror porque la realidad es que nadie ha cambiado sus costumbres por la presión terrorista, en Europa los jóvenes siguen bailando y divirtiéndose y los turistas siguen haciendo turismo, de modo que "a pesar de la sangre, a pesar de los muertos, a pesar de las tragedias repetidas que estremecen al Viejo Continente, la imbécil y bárbara estrategia de los asesinos choca contra la resiliencia de las democracias", escribe el editorialista de Libération y termina con las dos palabras que entonaban este viernes los catalanes: "¡No pasarán!"

entre todas las portadas de la prensa la de la revista M que circula todos los fines de semana por Le Monde y que publica en primera plana una foto de una multitud de jóvenes en plena fiesta en el festival de Sziget que tiene lugar todos los veranos en Budapest en una isla sobre el Danubio y al que acuden jóvenes de toda Europa: un promedio de 400 mil personas cada año, lo que lo convierte en uno de los más grandes festivales de música europeos. La revista publica un largo reportaje sobre la última edición del festival con un titular de portada que contrasta con el drama que se está viviendo en Barcelona pero que corrobora lo que dicen los editorialistas de Libération y de Le Figaro respecto a esa forma de vida que los terroristas quieren atacar. El titular dice: "Europa es una fiesta".

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.