Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Las falsas promesas de la Hidroelectricidad

Audio 04:44
Bajo la consigna "Gran represa, gran masacre" ONGs y comunidades denunciaron el 14 de mayo, en la Explanada de la Defensa de Paris, las falsas promesas de las hidroeléctricas
Bajo la consigna "Gran represa, gran masacre" ONGs y comunidades denunciaron el 14 de mayo, en la Explanada de la Defensa de Paris, las falsas promesas de las hidroeléctricas Angéica Pérez

El Congreso Mundial de Hidrolectricidad defiende en Paris como "verde y renovable" la energía producida por las megra represas. “Una energía de la muerte” denuncian, en cambio, los medioambientalistas.

Anuncios

Uno a uno fueron nombrados en La Explanada de la Defensa de Paris, a las puertas del Gran cónclave sobre Hidroelectricidad, los más de 500 líderes sociales, ambientalistas e indígenas asesinados en el mundo, desde los años 1980, por haber denunciado los horrores de los grandes proyectos hidroeléctricos.

Los activistas de Extintion Rebellion, ONGs ecologistas como Planete Amazone, International Rivers, GegenStrömung, Rivers Without, France Amerique latine y Aida y líderes de comunidades se apostaron el martes 14 de mayo frente al auditorio que acogió en la capital francesa al Congreso Mundial de Hidroelectricidad, organizado por IHA (International Hydropower Association), la plataforma más importante de la industria de mega represas.

Los medioambientalistas se dieron cita frente al cónclave internacional para denunciar las falsas promesas de la Hidroelectricidad. He aqui algunas de sus principales denuncias, además del asesinato de quienes se oponen a estos megaproyectios:

Cerca de 80 millones de personas en el mundo han debido desplazarse, sin remuneración ni compensación, a causa de la construcción de represas. Los éxodos humanos van acompañados de apropiación ilegal de tierras, deforestación y una violencia creciente.

Vendida como hidroelectricidad durable, esta industria construye represas en ríos de importancia capital desde el punto de vista social y ambiental como el Mekong, el Madeira, el Xingu y el Tales Pires.

Además del impacto en las poblaciones, especialmente en los pueblos autóctonos, las represas tienen efectos devastadores para los ecosistemas: perturban el curso natural de las aguas, la deterioran, entraban la ruta de los peces y los eliminan junto a otras especies y destruyen la biodiversidad.

Lejos de proteger el clima, los embalses hidroeléctricos emiten grandes cantidades de gases con efecto invernadero pues son una fuente principal de metano, un gas cuyo impacto contaminante es superior al dióxido de carbono. Los expertos ecologistas afirman que algunos proyectos hidroeléctricos emiten más que las centrales de carbón.

Mientras activistas ecologistas y líderes comunitarios denunciaban los efectos devastadores de las represas, dentro del Auditorio de la Defensa de Paris, los grandes actores de la industria Hidroeléctrica –gobiernos y directivas de los mega proyectos- defendían “la Fuerza del Agua en un mundo interconectado y sostenible”.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.