Saltar al contenido principal

Ataques a Irán cancelados: todo se jugó en 10 minutos

Donald Trump en la oficina oval de la Casa Blanca, el 20 de junio, 2019.
Donald Trump en la oficina oval de la Casa Blanca, el 20 de junio, 2019. © REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que canceló a último minuto ataques contra Irán para evitar un alto costo humano, aunque mantuvo sus amenazas de represalias contra Teherán por abatir un avión no tripulado estadounidense. El derribo del dron Global Hawk, que según Irán violó su espacio aéreo, ha aumentado las tensiones entre los países luego de una serie de ataques recientes contra petroleros que Estados Unidos ha atribuido a Teherán.

Anuncios

Diez minutos cruciales, diez minutos en los que Donald Trump cambió de idea y canceló en el último momento los ataques contra Irán y que hubieran costado la vida de al menos 150 personas.

Bajo presión de responder al incidente cerca del Estrecho de Ormuz, estratégico para el suministro de petróleo, Trump dijo que Estados Unidos estaba preparado para atacar el jueves por la noche cuando él decidió abortar la operación.

"Estábamos en posición y listos para responder anoche en tres sitios diferentes cuando pregunté cuántos iban a morir", detalló Trump en una serie de tuits matinales. "150 personas, señor, fue la respuesta de un general. 10 minutos antes del ataque, lo detuve, era desproporcionado en comparación con derribar un avión no tripulado".

Tweets escritos por el presidente Donald Trump, sobre los ataques previstos contra Irán, se muestran en una pantalla de computadora, Nueva York, 21 de junio de 2019.
Tweets escritos por el presidente Donald Trump, sobre los ataques previstos contra Irán, se muestran en una pantalla de computadora, Nueva York, 21 de junio de 2019. REUTERS/Lucas Jackson

Según dijo más tarde a la cadena NBC, los aviones estadounidenses no habían despegado aún. "Pero hubieran estado (en el aire) rápidamente. Y las cosas hubieran llegado a un punto (...) en el que no se hubiera podido dar marcha atrás", dijo.

Pero Trump, que sostiene una política de "máxima presión" para forzar a Irán a reducir sus ambiciones nucleares y limitar su influencia regional, aseguró no tener "prisa". "Nuestro Ejército (...) está listo y es de lejos el mejor en el mundo", escribió en Twitter.

La Casa Blanca dijo que Trump y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, discutieron la "amenaza" planteada por Teherán, en tanto Estados Unidos solicitó una reunión el lunes del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irán.

"Situación preocupante"

De su lado, el gobierno iraní negó fines bélicos, pero prometió defender "decididamente" su territorio contra cualquier agresión, en un mensaje a Washington enviado a través de la embajada suiza en Teherán, que representa los intereses estadounidenses en ausencia de relaciones diplomáticas entre los dos países desde 1980.

Manifestantes durante un mítin de "Levantamiento para el cambio de régimen de Irán",  en las afueras de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 21 de junio 2019.
Manifestantes durante un mítin de "Levantamiento para el cambio de régimen de Irán", en las afueras de la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 21 de junio 2019. REUTERS/Carlos Barria

En las calles de Teherán, la ansiedad por una posible guerra se sumó a las preocupaciones de los residentes por la paralización que suponen las sanciones estadounidenses. "Para mí, la situación ya es preocupante porque el estado económico del país es malo y la posibilidad de guerra me asusta", dijo a AFP Amir, un comerciante que no quiso dar su apellido.

Restos recuperados del dron derribado

Ante la escalada, Estados Unidos prohibió a los vuelos comerciales de su país entrar en el espacio aéreo controlado por Teherán en el golfo Pérsico y el golfo de Omán "hasta nuevo aviso".

British Airways, KLM, Lufthansa, Qantas, Emirates y Etihad también dijeron haber alterado las rutas de vuelo.

Dron Global Hawk derribado

El Pentágono dice que el Global Hawk, uno de los equipos más caros del arsenal de Estados Unidos, con un costo de más de 120 millones de dólares cada uno, se encontraba a 34 km de Irán cuando fue destruido por un misil tierra-aire en un "ataque no provocado".

Mecánicos de la Fuerza Aérea de EE. UU. preparan un avión militar estadounidense RQ-4A Global Hawk para el despegue en un lugar no revelado en el suroeste de Asia, 2 de diciembre de 2010.
Mecánicos de la Fuerza Aérea de EE. UU. preparan un avión militar estadounidense RQ-4A Global Hawk para el despegue en un lugar no revelado en el suroeste de Asia, 2 de diciembre de 2010. Courtesy Eric Harris/U.S. Air Force/Handout via REUTERS
Foto sin de fecha de un dron U.S. Air Force RQ-4 Global Hawk.
Foto sin de fecha de un dron U.S. Air Force RQ-4 Global Hawk. REUTERS

La televisión estatal iraní presentó por su parte un video de lo que asegura fue la intercepción del dron por un misil "3-Khordad". Los restos fueron "recuperados" en aguas territoriales iraníes y llevados a una base en Teherán, dijo un general iraní.

Irán emitió dos advertencias antes de derribar el avión no tripulado, aseguró el comandante de la fuerza aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, cuerpo de élite del Ejército iraní.

Nacy Pelosi: "Absolutamente" complacida

En Washington, la influyente legisladora demócrata Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes, advirtió el viernes sobre "una situación extremadamente peligrosa y delicada", pero dijo estar "absolutamente" complacida con la decisión de Trump de cancelar los ataques al último momento.

El vínculo entre Washington y Teherán se deterioró a partir de mayo de 2018, cuando Trump decidió retirar a Estados Unidos del acuerdo internacional firmado de 2015 para frenar las ambiciones nucleares de Irán, restableciendo duras sanciones contra esa república islámica.

La relación se tensó aún más con los ataques contra petroleros en la región del Golfo en mayo y junio, que Washington atribuye a Teherán y éste desmiente.

Estados Unidos reforzó recientemente su dispositivo militar en Medio Oriente en medio de nuevos roces por el anuncio de Irán de que sus reservas de uranio enriquecido superarán el 27 de junio el límite previsto el acuerdo nuclear.

"Disparar una bala contra Irán prenderá fuego a intereses estadounidenses"

Por su parte, el ejército iraní advirtió este sábado 22 de marzo a Estados Unidos que cualquier ataque a su territorio tendrá consecuencias devastadoras para los intereses estadounidenses en la región.

"Disparar una bala contra Irán prenderá fuego a intereses estadounidenses y de sus aliados" en la región, dijo el general de brigada Abolfazl Shekarchi, portavoz del estado mayor conjunto de las fuerzas armadas iraníes en una entrevista a la agencia Tasnim.

"Estados Unidos, sus intereses y los de sus aliados serán consumidos por ese fuego", aseguró el general Shekarchi, que considera que "el objetivo del enemigo", en particular Israel, "es desarmar a Irán”.

(Con la AFP)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.