Saltar al contenido principal
Egipto

El presidente Mursi se deshace del mariscal Tantaui

El presidente egipcio Mohamed Mursi junto al Mariscal Husein Tantaui y al jefe del Estado Mayor del Ejército Sami Anan
El presidente egipcio Mohamed Mursi junto al Mariscal Husein Tantaui y al jefe del Estado Mayor del Ejército Sami Anan Reuters

En el pulso entre el nuevo gobierno islamista de Egipto y el todopoderoso ejército, el presidente Mohamed Mursi torció el brazo castrense al jubilar a dos de sus más altas figuras: el ministro de defensa, mariscal Husein Tantaui y el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Sami Anan.  

Anuncios

Escuche el informe de la corresponsal de RFI en El Cairo, Sahar Talaat

Husein Tantaui ya no es más ministro de Defensa, cargo que ocupó durante veinte años, ni jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el cónclave que sobrevivió tras el derrocamiento de su antiguo jefe Hosni Mubarak y que técnicamente continua manejando todos los resortes del poder de Egipto.

La estocada del nuevo presidente, el primer civil que gobierna el país desde más de medio siglo, también descabezó el puesto de jefe del Estado Mayor del Ejército, al mando de otro viejo compañero de Mubarak, el general Sami Anan.

Pero el enroque de Mursi también incluyó la anulación de la declaración que hicieron los militares el 17 de junio pasado y que disolvió a través de la Corte constitucional al parlamento dominado por los Hemanos Musulmanes. Con esta enmienda Constitucional, la Junta Militar se adjudicó las funciones legislatives al mismo tiempo que encorsetó fuertemente las funciones del futuro presidente.

"Queda anulada la declaración, ahora la junta militar entregará el poder al presidente que gane las elecciones. Eso significa que el poder legislativo queda en manos del presidente hasta la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias", dice el texto aprobado este domingo por el presidente del partido de los Hermanos Musulmanes de Egipto.

Por el momento, las aguas están tranquilas. El mariscal Tantaoui y todos los jefes del ejército que fueron destituídos han recibido cargos honoríficos, en la dirección del canal del Suez o como consejeros de la presidencia. Hay que esperar si el resto del ejército aceptará las decisiones o si habrá una reacción a esta medida que coloca mucho mas poder en manos de Mursi, una fuerza que seguramente necesitara el nuevo presidente para mantener abajo el largo y eterno brazo de los militares egipcios.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.