Saltar al contenido principal
Estados Unidos/Oriente Medio

‘La inocencia de los musulmanes’, la película que desata la furia en Oriente Medio

Mahoma, tal como es representado en la película.
Mahoma, tal como es representado en la película. Fuente: YouTube.

Después del ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, en el que murieron el embajador de EE.UU. y otros tres funcionarios norteamericanos, una oleada de repudio sacude el mundo musulmán, ofuscado por una hasta el momento ignota película que se burla de Mahoma. ¿Qué puede verse en esta ficción clase B? ¿Quién está detrás del largometraje?

Anuncios

La película ‘La inocencia de los musulmanes’ es un mamarracho clase B con factura de cinta pornográfica. El extracto de 13 minutos que puede verse en YouTube -de las dos horas que dura el original- empieza con una escena ambientada en la actualidad en la que miembros de las fuerzas egipcias de seguridad asisten impasibles a cómo un grupo de islamistas saquean y matan a compatriotas coptos (cristianos).

La cinta da luego un salto en el tiempo para encontrarse con  Mahoma, presentado como un joven bastardo sin demasiadas luces, cuyos padres, incapaces de lidiar con la estupidez de éste, encargan a un anciano la fabricación de un texto que mezcle la Torah con el Antiguo Testamento. A partir de entonces, Mahoma, que tiene el aspecto de un surfista californiano, utiliza la religión como pretexto para comportarse como asesino, mujeriego, pedófilo, fanático, intolerante… Su compañeros de reparto, que como el protagonista parecen un grupo de actores aficionados, evolucionan disfrazados de beduinos en decorados de cartón piedra o retocados digitalmente con efectos especiales de bajo presupuesto, que hacen que uno se pregunte a dónde fueron a parar los 5 millones de dólares que supuestamente financiaron el proyecto.

Lo que está claro es que esta cinta lanzada hace un año en una sala de cine desierta de Hollyood se habría perdido en un merecido olvido si un anónimo no hubiese tenido la idea de subtitularlo en árabe egipcio en YouTube. Las violentas manifestaciones en El Cairo y Bengasi, que culminaron con la matanza del embajador norteamericano y otros tres funcionarios estadounidenses y hoy siguen como reguero de pólvora en el mundo musulmán, no hicieron más que convertir a esta bazofia cinematográfica es un video visitado por más de 1.200.000 personas en 24 horas.

Poco se sabe a ciencia cierta del origen de ‘La inocencia de los musulmanes’. El autor del panfleto fue adjudicado por la prensa norteamericana a un alias Sam Bacile, un promotor inmobiliario de 54 años. El hombre se habría presentado en una entrevista telefónica como un israelo-estadounidense que asegura haber contratado en el verano (boreal) de 2011 a 59 actores y a un equipo de 45 técnicos para llevar a cabo su proyecto. Basile, quien dice proyectar ahora una serie de 200 horas sobre el tema, ha desaparecido del mapa después del revuelo generado por la cinta. Su amigo y consultor Steve Klein dice haberle aconsejado desaparecer del mapa para no correr la misma suerte que Theo Van Gogh, el director de cine holandés asesinado por un islamista en 2004 por su película que criticaba el islam. Klein admite además que Bacile es un nombre inventado y que tampoco es israelí.

Antes de desaparecer, el hombre que se presenta bajo el seudónimo de Bacile aseguró que la película es "un filme político. No religioso", refiriéndose al islam como a un “cáncer”.

En cuanto a la financiación, el Wall Street Journal evoca la financiación por parte de un grupo de judíos estadounidenses, aunque el LA Times publica que el permiso para filmar la película fue realizado por Duarte, una asociación cristiana sin fines de lucro. La nota agrega que el largometraje se desarrolló en el condado de Los Ángeles en agosto de 2011 bajo el título de “Desert Warriors”. La película fue, por otra parte, promocionada en Oriente Medio por Morris Sadek, un cristiano copto nacido en Egipto y aliado de Terry Jones, el pastor de Florida (sureste) conocido por haber quemado ejemplares del Corán y quien también apoya esta película.

Además, la agencia AP dice haber localizado el miércoles por la noche a un copto egipcio en los suburbios de Los Angeles que se presenta como un responsable de la producción de la ficción que dice conocer a Sam Bacile...

Entretanto, algunos actores del film han manifestado su desconcierto por el cariz que ha tomado el asunto. La actriz Cindy Lee García, que desempeña el rol de una mujer cuya hija es propuesta en matrimonio a Mahoma, afirmó que ignoraba que la película fuera una propaganda anti-musulmana, advirtiendo que los diálogos fueron doblados luego de la filmación. Según ella, "no había nada sobre Mahoma o los musulmanes" en el filme en el que participó. Lee García sostiene además que el hombre que se hacía llamar Bacile afirmaba en el set de filmación que era egipcio y hablaba en árabe con “hombres de piel oscura” en el plató.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.