Saltar al contenido principal

El Estado Islámico expulsa a los cristianos de Mosul

Un combatiente del Estado Islámico en las calles de Mosul, el 16 de julio de 2014.
Un combatiente del Estado Islámico en las calles de Mosul, el 16 de julio de 2014. REUTERS/Stringer

Los yihadistas, que quieren establecer un califato en territorio iraquí y sirio, lanzaron un ultimátum que termina este sábado a medianoche. Obligan a los cristianos a convertirse al Islam o a dejar la ciudad. Cientos de cristianos han abandonado Mosul dirección a las ciudades del Kurdistán iraquí.

Anuncios

En las últimas horas, las mezquitas han difundido mensajes para que los cristianos abandonen la ciudad. Desde hace varias semanas los yihadistas habían distribuido entre la población un comunicado en el que llamaban a los cristianos a convertirse al Islam o a pagar un impuesto especial, en su defecto tienen que dejar Mosul y sus casas son confiscadas por el Estado islámico.

“Estas decisiones han aterrorizado a la gente y los cristianos han decidido irse. El problema es que los islamistas han instalado controles y les han quitado sus pertenencias, dinero y documentos, incluso se han quedado con sus vehículos y los han dejado marchar a pie hacia lugares donde no hay ni electricidad, ni agua”, denuncia Louis Sako, patriarca caldeo de los cristianos iraquies.

Al igual que ya ocurriera con los judíos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, en Mosul también se han marcado las casas, en este caso con la letra N de Nasara, término con el que en el Corán se designa a los cristianos.

Antes de la invasión estadounidense en 2003, en Irak vivía más de 1 millón de cristianos, ahora no son más que 400.000, antes de la ofensiva de los yihadistas, la mayoría vivía en la región de Nínive cuya capital es Mosul.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.