Saltar al contenido principal

El papa Francisco pide a los musulmanes una clara condena del terrorismo

Francisco encontró un eco mayor en su encuentro con el más prestigioso dignatario de las Iglesias Ortodoxas, el patriarca de Constantinopla Bartolomeo.
Francisco encontró un eco mayor en su encuentro con el más prestigioso dignatario de las Iglesias Ortodoxas, el patriarca de Constantinopla Bartolomeo. REUTERS/Filippo Monteforte/Pool

Tras defender en Turquía a los cristianos perseguidos en Oriente, el jefe de la iglesia católica exhortó a los líderes políticos, religiosos e intelectuales musulmanes a que se desmarquen de los ataques perpetrados por los yihadistas. Francisco también abogó por un acercamiento entre católicos y ortodoxos.

Anuncios

La visita del Papa a Turquía culminó este domingo con un llamado dirigido a los líderes musulmanes. Consultado sobre su diálogo con el presidente turco  Recep Tayyip Erdogan, Francisco respondió: "Le dije que sería bueno que todos los dirigentes musulmanes del mundo, políticos, religiosos, universitarios, se pronuncien claramente y condenen" esta violencia que daña al islam.

"Eso ayudaría a la mayoría de los musulmanes si viniera de la boca de esos dirigentes políticos, religiosos, universitarios. Todos necesitamos esa condena global", recalcó.

"Es cierto que ante estos actos, cometidos no solo en esta región (Irak, Siria) sino también en África, hay una cierta reacción de repulsa: ¡como si el islam fuera así! Eso me enfurece", afirmó.

"Muchos musulmanes se sienten ofendidos y dicen 'nosotros no somos esa gente', el Corán es un libro de paz", añadió.

El trato del Papa con Erdogan, líder de un partido islamista, estuvo marcado por ciertas asperezas. Ante el  llamamiento del papa a una alianza de religiones contra el terrorismo, en momentos en que decenas de miles de cristianos de Siria e Irak son perseguidos, el presidente turco retrucó denunciando la existencia de “islamofobia”.

Francisco encontró un eco mayor en su encuentro con el más prestigioso dignatario de las Iglesias Ortodoxas, el patriarca de Constantinopla Bartolomeo.

Los líderes cristianos se pusieron de acuerdo en afirmar que no pueden resignarse "a un Medio Oriente sin cristianos".  

 "Muchos de nuestros hermanos y hermanas son perseguidos y se han visto forzados, con violencia, a dejar sus hogares", lamentaron en el texto difundido este domingo. "Y, por desgracia, todo esto acaece por la indiferencia de muchos", agregaron.

Francisco tendió una mano a las iglesias ortodoxas, separados de Roma desde el gran cisma de Oriente de 1054.

"Lo único que desea la Iglesia Católica y que yo busco como obispo de Roma es la comunión con las iglesias ortodoxas", dijo Francisco.

De todos modos, la reunificación parece lejana debido a las divisiones entre las distintas iglesias ortodoxas, sobre todo entre las de Rusia y Constantinopla.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.