Saltar al contenido principal
Grandes Reportajes de RFI

Jerusalén, la difícil convivencia de israelíes y palestinos

Audio 14:26
Mujeres palestinas frente a policías israelíes en el barrio Jabal al-Mukaber en Jerusalén,  noviembre de 2014.
Mujeres palestinas frente a policías israelíes en el barrio Jabal al-Mukaber en Jerusalén, noviembre de 2014. REUTERS/Ammar Awad

La tensión impera en las calles de Jerusalén. Varios ataques terroristas han puesto en jaque a las fuerzas de seguridad de Israel. El trágico saldo de estos sucesos ha sido la muerte de diez israelíes y doce palestinos. La repercusión de los atentados en los tranvías es patente, incluso hay menos pasajeros que de costumbre y bloques de cemento protegen algunas estaciones.

Anuncios

En esta ciudad, más dividida que nunca, los últimos ataques han sido perpetrados por palestinos desesperados. En cuanto a los ciudadanos israelíes que a diario deben utilizar el transporte público se muestran muy desconfiados.

Para algunos especialistas, en la zona del este de Jerusalén  se vive una nueva Intifada, protagonizada por personas que se sienten atrapadas entre el muro y unas autoridades palestinas que para ellas no son representativas.

Pese a que los palestinos constituyen el 39 % de la población de Jerusalén, no reciben más que el 10 % del presupuesto municipal. Por si fuera poco, no se les considera ciudadanos a 100 % sino residentes en la ciudad. Por lo tanto, las condiciones de vida son precarias para quienes viven en el sector este Jerusalén.

La tensión se ha agudizado por el intento de los israelíes más radicales de rezar en la Explanada de las Mezquitas. Al mismo tiempo, a los jóvenes palestinos se les prohibe el acceso al lugar santo.

Hay israelíes que temen que la demografía galopante de los palestinos alcance en la práctica los objetivos que hasta ahora no ha logrado una Intifada. Incluso suponen que en el futuro el alcalde de la ciudad llegue a ser palestino.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.