Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

¿Qué futuro para Turquía?

Audio 06:10
Funeral de algunas de las víctimas del doble atentado de Ankara, este 12 de octubre en Estambul.
Funeral de algunas de las víctimas del doble atentado de Ankara, este 12 de octubre en Estambul. REUTERS/Osman Orsal

Al grito de “Ladrón, asesino, Erdogan”, dirigido al presidente turco, miles de personas enterraron este lunes a dos víctimas del ataque de Ankara contra ONG y militantes de izquierda. En total unas 97 personas fallecieron y más de 500 resultaron heridas, en lo que ha sido el peor atentado en la historia del país.Con la participación de Ricardo Ginés, nuestro corresponsal en Turquía. 

Anuncios

El primer ministro turco considera que el grupo Estado Islámico es el principal sospechoso. Tras el atentado de Suruç, el gobierno decidió involucrarse en la coalición que combate al grupo Estado Islámico. Algo que los observadores juzgaron como un cambio radical de posición, puesto que se acusa a Ankara de haber sido, entre comillas, amigable con el grupo terrorista, cuyos reclutas transitan por territorio turco.

Ariel González, investigador en la universidad de Koç en Estambul, estima que "en los últimos meses, se ha visto una toma de conciencia por parte del gobierno en relación a la amenaza que es el Estado Islámico. Una encuesta expresa que el 82% de la población turca percibe al Estado Islámico como la principal amenaza a la seguridad nacional", de ahí una fuerte presión de la opinión pública.

Muchos testigos también acusan al grupo Estado Islámico y agregan que nada hubiera sido posible sin la negligencia o colaboración de la inteligencia turca. Desde el domingo, 43 presuntos miembros del Estado Islámico fueron arrestados.

Pero los yihadistas no son el único blanco del gobierno Erdogan: el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el separatista PKK, ha sido tanto, si no más, atacado que el EI. El nacionalista Erdogan ha hecho de este grupo el enemigo número 1 del país, exacerbando divisiones políticas y tensiones en la población.

En este contexto, se llevarán a cabo elecciones legislativas el 1° de noviembre, en las que el AKP de Erdogan intentará recuperar la mayoría en el Parlamento que perdió en junio pasado, cuando el prokurdo Partido Democrático del Pueblo entró por primera vez al Parlamento con 12,1% de los votos. ¿Qué se puede esperar de estas elecciones? Los expertos creen que los resultados serán similares, pero lo que preocupa es lo que vendrá después.

¿Pero cómo Turquía pasó de ser un modelo a un país en crisis? "Se lanzaron a una política exterior más aventurista sin tener en cuenta las capacidades limitadas que tiene Turquía tanto en el campo diplomático como en el campo económico. Tanto el éxito del modelo turco como su fracaso tienen sus raíces en cómo se ha proyectado internacionalmente", sostiene Ariel González.

Si bien los comicios no han sido suspendidos y el PKK ha prometido suspender su actividad armada antes de las elecciones salvo si sus militantes y combatientes son atacados, nadie puede prever lo que será del país dentro de tres semanas. Una situación que preocupa también a la coalición que lucha contra el grupo Estado Islámico y que cuenta con la estabilidad de Turquía.

Entrevistado: Ariel González, investigador en la universidad de Koç en Estambul.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.