Saltar al contenido principal
Oriente Medio

Barack Obama lanza el proceso para levantar las sanciones contra Irán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el 2 de octubre de 2015 en la Casa Blanca.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el 2 de octubre de 2015 en la Casa Blanca. REUTERS/Joshua Roberts

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió formalmente este domingo a su gobierno preparar la suspensión de las sanciones estadounidenses contra Teherán en el marco del acuerdo nuclear firmado el 14 de julio por la República Islámica y las grandes potencias.

Anuncios

Barack Obama dio luz verde este domingo al inicio de un largo proceso que debe llevar a la suspensión de ciertas sanciones contra Irán. Están implicados en la medida el departamento de Estado, los ministerios de Finanzas y de Energía. Deben estar listos para levantar las sanciones una vez que la AIEA, la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU haya verificado que Teherán ha cumplido con su parte del contrato.

El acuerdo firmado en julio por Irán y las grandes potencias detalla las etapas. A partir de ahora, Teherán debe trabajar en el desmantelamiento de una gran parte de su infraestructura nuclear, un proceso de varios meses al término del cual las sanciones occidentales podrán ser efectivamente suspendidas. La Unión Europea (UE) debía anunciar preparativos similares.

"Este día es importante para todos nosotros, y una primera etapa crucial en el proceso para que el programa nuclear de Irán sea exclusivamente pacífico", afirmó el secretario de Estado John Kerry en un comunicado.

Washington también quiere demostrar a Teherán y a sus aliados su determinación de cumplir el total de sus compromisos."Ninguna sanción se ha levantado" este domingo, recalcó un responsable estadounidense.

La fecha de suspensión efectiva de las sanciones dependerá de la parte iraní. "No creo que tome más de dos meses", dijo otro responsable de Estados Unidos. "Para nosotros, es más importante que lo hagan bien a que lo hagan rápido".

Sin embargo, a los iraníes les interesa hacerlo rápido con el fin de recuperar decenas de miles de dólares de fondos congelados en los bancos extranjeros, y de dar aire de nuevo a una economía asfixiada.

En el medio subsisten tensiones entre Washington y Teherán, enfrentados desde hace 35 años, sobre todo teniendo en cuenta que Irán retiene a cuatro estadounidenses en el país.

Por otro lado, EE.UU. se encuentra en plena campaña presidencial de cara a las elecciones de 2016. Algunos candidatos republicanos afirman que, una vez que sean elegidos, harán todo lo posible para deshacer el texto firmado. Cualquier paso en falso del régimen iraní hará que los conservadores ratifiquen su voluntad de romper un compromiso en el que no creen.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.