Saltar al contenido principal
Israel

Ataque en un bar de Tel Aviv: la policía sigue buscando al sospechoso

El sospechoso atacó la terraza de un café en el centro de Tel Aviv. REUTERS/Nir Elias
El sospechoso atacó la terraza de un café en el centro de Tel Aviv. REUTERS/Nir Elias

Al menos dos personas murieron y unas siete resultaron heridas por un individuo que disparó de manera indiscriminada en un bar del centro de Tel Aviv en la tarde del 1° de enero. Las autoridades desencadenaron una cacería humana, en busca del autor del acto criminal.

Anuncios

Según testigos, el individuo comenzó por abrir fuego contra los clientes de un bar, alcanzando a las dos personas que sucumbieron a sus heridas. El resto de la clientela huyó, llevándose por delante mesas y sillas.

Según varios medios israelíes, se trata de un árabe israelí de 29 años del norte de Israel, reconocido por su padre en videos de vigilancia y que advirtió a las autoridades.

La policía no quiso confirmar esas informaciones, en un contexto de violencia diaria entre palestinos e israelíes, y de amenazas yihadistas. Pero lo que sí confirmó es que la investigación está en curso para determinar si se trata de un hecho criminal o terrorista.

"Pensé en París"

"Escuché disparos, me di la vuelta y vi que la gente corría dentro del café. La gente gritaba y vimos al tipo que disparaba. Tenía el cabello castaño, vestía un suéter gris y luego huyó", contó Alexandre Lambez, un turista francés. "Enseguida pensé [en los ataques de noviembre] en París y en el Bataclan", dijo.

Osnat David, cuy salón de belleza es vecino de uno de los bares, afirmó que había escuchado una serie de balazos, gritos y lloros: “Mis clientes y yo nos escondimos en los depósitos sin hacer ruido. Nos acostamos en el suelo para que el terrorista no nos viera. Todo duró como veinte minutos. Temblábamos y nos apretábamos los unos contra los otros … Dos minutos antes, yo estaba afuera fumando un cigarrillo. Es un milagro. Si me hubiera quedado afuera, a estas horas estaría muerta … Luego me negué a salir de mi negocio. No quería ver los cuerpos ni la sangre”.

La señora David estaba en estado de shock aunque, según aseguró, había vivido ya varios ataques anteriormente.

Con AFP

 

 

 

 

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.